elEconomista.es

Nicolas Sarkozy: el tamaño importa

30/09/2015 - 11:35

Siempre se ha dicho que el ex presidente de Francia sufre un serio complejo de altura. En esta ocasión, el problema con su medida se ha extrapolado al tamaño de su nombre en las invitaciones a un mitin de su propio partido. El caso era que no destacaba entre los del resto de candidatos a liderar la formación como Allain Juppé y François Fillon. Es por ello que cortó por lo sano, mandando reimprimirlas de nuevo.

Según cuenta un miembro de los Republicanos, el partido con el que el marido de Carla Bruni quiere volver a la presidencia de Francia, Nicolas Sarkozy estalló al ver la invitación: "Le puso furioso y dejó muy claro que su nombre debía ser el más grande, de acuerdo con el protocolo a seguir para los expresidentes". Obviamente, "sus deseos fueron respetados", precisa.

El complejo de altura del político ha llegado hasta límites histirónicos que rozan la comedia. Por todos es conocido que usó una banqueta tras el atril al tener que dar un discurso junto a Gordon Brown y Barack Obama. Junto a la familia de éste último, además, optó por ponerse de cuchillas al posar para una fotografía.

Tambien se recuerda aquella vez que visitó una fábrica de vehículos francesa y decidió posar con los más trabajadores más bajitos, dejando a un lado a los que tenían una estatura normal.

Su obsesión por el tamaño es muy recurrente para los cómicos del país galo, quienes bromean de forma recurrente con la medida de Sarkozy, conociendo la gran psicosis que padece con este tema. Su complejo es tal que usa habitualmente zapatos con alzadores, una especie de tacones. Algo que contrasta con su esposa, quien desde que está junto a él solo lleva zapatos planos.







Comentarios 0