Actualidad

Baronesa Thyssen: "Mis joyas deben quedarse en las mujeres de mi familia"

  • Tita Cervera acudió a la nueva tienda de Bulgari en Madrid

Durante la exposición de las joyas más preciadas de su colección en la nueva tienda de Bulgari en Madrid, la Baronesa Thyssen reveló a Vogue la historia sentimental que se esconde detrás de cada piedra preciosa. Diamantes, esmeraldas y rubíes que relatan una vida de película.

Sobre la marca, Tita Cervera declaró: "Bulgari siempre ha sido un referente. Conozco a la familia desde que vivía con mi primer marido, Lex Barker, en Roma. Tengo amistad con ellos y hace un año les dejé estas joyas. Me encanta verlas aquí expuestas porque normalmente las tengo en el banco"

Para ella, estas joyas tienen un significado especial: "Esconden la historia de amor de mis dos maridos, Barker y el barón Thyssen, Me las regalaron ellos. A los dos les encantaban. Creo que incluso más que a mí. Fueron muy generosos en ese sentido. Les gustaba que me las pusiera. Me las probaba y me decían: "Te están tan bien que, por favor, tómalas". No podían evitarlo"

La baronesa Thyssen desveló una anécdota: "El director de una boutique de Ginebra me hizo pasar a su despacho y me invitó a un café. Me dijo: "Siéntate y observa este diamante". Era una piedra divina, sin tallar. Y siguió: "Esta es una piedra en la que estamos trabajando el barón Thyssen y yo. Estamos estudiando cómo la vamos a tallar". En ese momento no conocía a Heini personalmente, sólo de nombre. Entonces llamaron al director por teléfono y me dijo que me quedara ahí, esperándole. Cogí el diamante y le hablé. Le dije: "Espero que tengas un buen destino, que te sepan comprender, que te tallen bien... Al cabo de unos años Heini me lo regaló. ¿No es impresionante el destino?"

Además, Cervera expresó sus deseos para estos diamantes: "Lo natural es que las joyas se queden en las mujeres de la familia y eso espero. Que pasen a las niñas de la familia. A Carmen, mi hija, le encantan. Ya tiene una pequeña colección con cositas de plata y de oro con alguna piedrita semipreciosa. Alguna vez se pone alguna joya mía buena y se la dejo llevar un ratito"

Finalmente, Tita se mostró convencida de que "las joyas no las tengo por el valor que representan en el bolsillo de uno, sino por su belleza", sentenció.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin