Actualidad

El resbalón de Juan Carlos I al tratar de levantarse de la grada donde vio jugar a su nieto Pablo Urdangarin

Tras suspenderse las regatas en Sanxenxo este sábado, el rey emérito se trasladó hasta la ciudad de Pontevedra para ver el partido entre el Cisne y el Barça B, ya que su nieto, Pablo Urdangarin, forma parte de la cantera del club catalán.

Don Juan Carlos llegó al pabellón acompañado por su amigo, el empresario Pedro Campos, y por su familiar Pedro de Borbón y Dos Sicilias. Desde la primera fila, el padre de Felipe VI vio el partido en un lugar reservado detrás de la mesa arbitral.

Lea también: Don Juan Carlos se 'escapa' a Pontevedra para ver a su nieto, Pablo Urdangarin, en el balonmano

Tras finalizar el encuentro deportivo, en el que el conjunto pontevedrés ha vencido y ha logrado ascender a la Liga Asobal, máxima categoría de balonmano, abuelo y nieto se fundieron en un cariñoso abrazo, charlaron durante un minuto y se despidieron poco después.

Sin embargo, ha sido al incorporarse de la grada del pabellón cuando Juan Carlos I ha sufrido un pequeño percance. El monarca trató de apoyarse en varios miembros de su equipo de seguridad, pero un resbalón hizo que casi terminase en el siguiente escalón. Afortunadamente todo quedó en un susto y el emérito pudo salir del recinto, aunque caminando con dificultad.

No hacía tanto tiempo que abuelo y nieto se reencontraban. El hijo de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, formó parte de la comitiva familiar que viajó a Abu Dabi para visitar a don Juan Carlos en abril. Durante el retorno del rey a España después 22 meses, Pablo es el segundo familiar al que ha visto en persona. La primera fue la infanta Elena, que lo recibió el pasado jueves, 19 de mayo, en el aeropuerto de Vigo.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
No ha sido posible realizar el purgado