Actualidad

La peor pesadilla de Putin: el romance de una de sus hijas con un Zelenski, al descubierto

Desde el inicio de la invasión de Rusia a Ucrania, los rumores en torno a la familia del presidente ruso, Vladimir Putin, no han hecho más que crecer. En ese sentido, sus hijas (reconocidas) se han convertido en el principal objetivo.

De hecho, un medio ruso se ha hecho eco del romance que Katerina Tikhonova, la hija menor del líder del Kremlin con su exmujer Lyudmila Putina, tendría con un hombre de apellido Zelenski, el mismo del mandatario ucraniano.

Lea también: Reino Unido sanciona al círculo íntimo de Putin: el veto incluye a la ex mujer y a la novia de Putin

Se trata de Igor Zelenski, de 52 años, un bailarín de danza clásica que hasta hace poco dirigía el Ballet Estatal de Baviera y que no comparte más que el apellido con Volodimir Zelenski

De acuerdo con la información del medio ruso IStories y que en Alemania ha publicado Der Spiegel, Katerina ha volado a Múnich más de cincuenta veces en los últimos dos años. "Esta información es completamente nueva para nosotros, él nunca comentó nada sobre su vida privada, de todos modos, era muy reservado y no hacía mucha vida social en Múnich", ha declarado un testigo del Ballet Estatal de Baviera.

Además, según la información de dichos medios citados, Katerina no viajaba sola. Ella e Igor tendrían un hija. Su relación habría comenzado en 2017, después de que Katerina se separó de su primer marido. Pese a que no trascendieron los motivos del divorcio, se cree que Zelenski ya estaba en la vida de Tikhonova, ya que la fecha coincide con el inicio de los vuelos a Múnich.

De igual forma, Igor no solo estaría relacionado con Putin debido a su relación con su hija, sino que también mantendría un rol como asesor del Ballet Stanislavsky, el cuerpo de baile del teatro de Moscú. 

La esfera más íntima de Vladimir Putin está rodeada de misterio, secretismo y polémica. Los servicios de inteligencia occidentales sospechan que la mayor parte de sus activos están repartidos en el extranjero a nombre de sus dos hijas, María y Katerina. Dicen, incluso, que las jóvenes crecieron con nombres falsos para preservar su anonimato.

"Estoy orgulloso de ellas. Yo nunca hablo de asuntos relacionados con mi familia. No se dedican a los negocios ni a la política. Simplemente viven su vida y lo hacen dignamente", dijo el líder ruso en diciembre de 2015. Además, en otra de las pocas ocasiones en las que se ha referido a ellas, apuntó que "hablan con fluidez tres idiomas europeos, una de ellas domina también uno o dos idiomas orientales".

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

pipi
A Favor
En Contra

Este tío lo que tiene que hacer es parar la guerra que ha empezado. Ya demasiadas victimas inocentes. Dónde están los de "NO A LA GUERRA"?

Puntuación 1
#1