Actualidad

La primogénita de Amancio Ortega desahucia al casero de Ayuso, Kike Sarasola

Hace unos meses, la hija mayor de Amancio Ortega puso en venta sus acciones (un 31%) de Room Mate, la hotelera de Kike Sarasola. Todo tras el conflicto que se desencadenó contra su ex gestor, José Leyte, contra quien se querelló por apropiación indebida, falsedad documental y administración desleal por un asunto relacionado precisamente con la hotelera de Sarasola.

La batalla de la empresaria contra el conocido empresario hotelero, que fue 'casero' de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante lo peor de la pandemia, sigue en pie. 

Tanto es así que la hermana de Marta Ortega va a desahuciar al conglomerado por no hacer frente, durante la pandemia del Covid, a las rentas íntegras de Room Mate Waldorf Towers y Room Mate Grace Hotel. Todo sin pasar por alto los meses que los establecimientos permanecieron cerrados o cedidos para cuestiones relacionadas con la emergencia sanitaria.

Lea tambiénEl gran proyecto de Sandra Ortega: menos mal que nos queda Portugal

Se trata de dos edificios que Sandra les alquila a través de su compañía Rosp Corunna. El primero de ellos se encuentra en pleno centro de Miami Beach, mientras que el segundo muy cerca de Times Square en Nueva York. La compañía de Sarasola todavía no ha recibido en su buzón la fecha de notificación de salida, aunque el procedimiento está en pie. 

La guerra de Ortega contra su ex gestor

No sabemos cómo le terminará saliendo esta jugada a la empresaria, que es la cuarta persona más rica de España, según Forbes.

Sin embargo, hace unos días sí se conoció que el juzgado de instrucción número 2 de A Coruña ha decidido sobreseer y archivar la querella presentada por la administradora de Rosp Corunna, Sandra Ortega, contra el antiguo gestor de su patrimonio, José Leyte, por falsificación de firma para la concesión de crédito a Room Mate. Según informaron fuentes judiciales a Europa Press, el juzgado emitió este auto por falta de indicios de criminalidad en el caso.

La empresaria presentó esa querella contra su antiguo gestor, al que acusa de falsificar su rúbrica para conformar cartas de patrocinio, un documento similar a un aval, según el cual los bancos tenían la garantía de que la empresaria cubriría con su patrimonio un posible impago.

Lea tambiénKike Sarasola, el casero de Ayuso durante la pandemia, al borde de cerrar hoteles por sus deudas

Recientemente, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña desestimó los recursos de apelación interpuestos por cuatro entidades financieras contra el auto --dictado por el Juzgado de Instrucción número 2 de A Coruña-- en el que rechazó la admisión de la querella formulada por Deutsche Bank contra Rosp Corunna y la administradora de esa sociedad, Sandra Ortega, por presuntamente ser conocedora de que simularon su firma para obtener créditos.

En el marco de esta disputa judicial entre ambos, el Juzgado de lo Social número 1 de A Coruña desestimó, a comienzos de este año, la denuncia de José Leyte por despido improcedente como director del grupo Rosp Corunna, 'holding' empresarial de Sandra Ortega. La Sala consideró válida la extinción del contrato de alta dirección por desistimiento del empleador.

Kike Sarasola e Isabel Díaz Ayuso

El nombre de Kike Sarasola copó todo tipo de titulares al comienzo de la pandemia, cuando le cedió una de sus suits a la presidenta de la Comunidad de Madrid, que pilló el Covid.

La del Partido Popular se alojó en una suite del hotel Plaza España Skyline BeMate, perteneciente al grupo Room Mate. Sarasola sostuvo que le cedió la habitación de forma altruista, mientras que un contrato 'fantasma' de la CAM con la empresa hotelera generó polémica y puso en entredicho, por ambas partes, la ética de este 'favor' a la política. 

En cuanto a su vida personal, Sarasola está casado desde 2006 con Carlos Marrero, con quien tiene a sus dos hijos, Aitana, que llegó al mundo en 2012, y Enrique, que nació en 2015. Los dos nacieron en California por gestación subrogada.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

mamandurrio
A Favor
En Contra

Como siempre este gobierno social-comunista atacando a la iniciativa privada. Se fuerte Kike!!!



ABBAS KHAL EL MAMANDURR

Puntuación -8
#1
Yo mismo
A Favor
En Contra

Pues se ha quedado al final como indica su apellido sarasa y sola.

Puntuación -2
#2