Actualidad

Tom Cruise, antes de llegar a Cannes, toma velocidad de crucero en la promoción de 'Top Gun: Maverick'

Quedan apenas quince días para que Top Gun: Maverick se estrene a nivel mundial en el Festival de Cannes, pero la maquinaria publicitaria sigue calentando motores para que se hable de ella por tierra, mar y aire. Consciente de su rango de estrella (aunque todavía no se ha colgado la medalla de ganar un Oscar), Tom Cruise dio una clase práctica de cómo pilotar un avión en la penúltima presentación en Estados Unidos del filme.

La productora de la cinta, Paramount, se ha puesto a los pies de Tom Cruise y Top Gun: Maverick. Este miércoles se presentó en San Diego el portaaviones USS Midway, al que ya se le le ha dado la jubilación. Y empezó el espectáculo. Ya es sabido que el protagonista de la saga de Misión Imposible tiene licencia de piloto. Así, se dio el placer de acudir a la presentación en helicóptero.

Era el aperitivo a la diversión fílmica que se iba a ver dentro de la sala, según informa The Hollywood Reporter. El rodaje de la secuela ha sido una obcecación de Cruise que tomó forma gracias al director Joseph Kosinski, que tuvo los arrestos de presentarse en la oficina del actor con el guión, el lookbook y el póster. Cruise no tardó en coger su móvil para llamar a los jerifaltes de Paramount y decirles sin titubear: "Estoy haciendo otra película de Tom Gun". Palabra de Jerry Bruckheimer, uno de los productores del filme.

Cruise no quería ningún doble para las escenas de vuelo y se empleó a conciencia con acrobacias y demás viguerías aéreas. También quiso que el nuevo elenco de la cinta se pusiese las pilas. Así, Miles Teller, Glen Powell Lewis Pullman tragaron saliva y se dejaron guiar por su mentor. Cruise les llevó a un campo de entrenamiento para que aprendiesen a volar con pilotos experimentados.

"La prioridad (cuenta Glen Powell) es que no saliésemos de las naves pálidos y con ganas de vomitar". La planificación consistía en nadar durante dos o tres horas y, después, dos horas de vuelo. 

El intérprete solo puso una condición para participar en el proyecto. Quería que apareciese Val Kilmer, que en la original encarnaba a Iceman. Kilmer no se hizo de rogar. Hablaron con él y aceptó de inmediato. El intérprete de Batman Forever (1995) perdió la voz tras padecer un cáncer de garganta. 

Quien no está en la cinta será Kelly McGillis (la amante de Maverick). A cambio, los espectadores reconocerán a Jennifer Connelly (Noé, 2014) y Jon Hamm, recordado y añorado por su papel de Don Draper en Mad Men.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin