Actualidad

Naty Abascal, o el terror de una madre a que su hijo Luis Medina vaya a prisión

El escándalo de las mascarillas en el que está inmerso Luis Medina ha afectado de tal forma a su madre, Naty Abascal, que ha desaparecido totalmente del panorama social y de esas fiestas en las que, durante muchos años, era una invitada imprescindible.

Lea tambiénEl patrimonio de Naty Abascal podría estar en peligro por los problemas legales de su hijo, Luis Medina

Un íntimo amigo de Naty, alguien que la conoce perfectamente, y que ha compartido con ella muchas noches de fiesta y diversión, al referirse a Abascal nos desvela que "lo está pasando muy mal, le aterra el simple hecho de pensar que Luis puede ser condenado a pena de cárcel. Desde que se publicó que podrían caerle veintitantos años de prisión, se le vino el mundo encima. Es una madre muy protectora, muy unida a sus dos hijos. En estos momentos, Luis tiene en Naty a su mayor apoyo. Hace unos días la llamé y no contestó al teléfono, eso sí, a las pocas horas me mandaba un mensaje muy cariñoso. Pero su voz denotaba preocupación y tristeza", nos confiesa.

Desde el entorno de Luis Medina nos llega la impresión de que "sigue proclamando su inocencia, está muy tranquilo y confía totalmente en que saldrá airoso de este turbio asunto. El fue un simple intermediario, quien consiguió la partida de material médico fue otro, Luis se limitó a poner en contacto a las dos partes".

De momento, ni a Naty ni a Luis se les ha visto acercarse a la Feria de Sevilla, donde no faltaban ni un año. Prefieren mantenerse al margen de fiestas y juergas, no es recomendable hacerse notar en estos momentos tan delicados y difíciles.

Lea tambiénLuis Medina y Naty Abascal, fríos, distantes y con cara de pocos amigos en Portugal tras el escándalo de las mascarillas

Dicen que Luis está pasando unos días en la casa campestre de un amigo, huyendo del acoso mediático y buscando la tranquilidad que necesita para afrontar el proceso que se le viene encima.

Su madre también está desaparecida, unos creen que podría seguir encerrada en su casa de la localidad portuguesa de Tavira, otros que se esconde en su piso madrileño. Como decimos, su preocupación es extrema.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Javier
A Favor
En Contra

Tranquila, señora. En España la clase alta y los políticos apenas pisan la prisión. Y si lo hacen les mete en un modulo confortable y les buscan trabajo fuera...recuerde el caso del empalmado.

Puntuación 1
#1