Actualidad

Amber Heard padece trastorno límite de la personalidad, según la psicóloga forense

Continúa el mediático juicio que enfrenta a Johnny Depp y Amber Heard por sus denuncias de malos tratos físicos y psicológicos. Este martes ha declarado Shannon Curry, una psicóloga forense contratada por el equipo legal del actor, que ha diagnosticado a la que fue su esposa un trastorno límite de la personalidad.

Lea también - El mensaje devastador de Johnny Depp, hablando de Amber Heard: "¡Ahoguémosla antes de quemarla!"

La experta ha sacado conclusiones tras haberse entrevistado con Heard hasta en 12 ocasiones y se ha apoyado en los historiales médicos de la actriz, que presenta problemas de salud mental desde hace años. Afirma que dicha enfermedad se caracteriza por un miedo exacerbado al abandono y que dichos pacientes "hacen lo que sea por evitarlo, incluida la violencia". Añade, además, que son personas "egocéntricas, necesitan ser el centro de atención, y a menudo utilizan su apariencia física para lograrlo".

En la jornada de este martes también ha declarado Tara Roberts, la gerente de la isla privada que Depp posee en Las Bahamas. Interrogada por la abogada de Heard, ha asegurado que vio al actor desmayarse y quedar boca abajo, tirado en la arena, delante de sus hijos, tras haber pasado varias horas bebiendo. "Se desmayó, lo levanté y lo sacudí. Estaba en una hamaca. Creo que se había quedado dormido y la hamaca volcó". Fue en 2013, cuando el actor y su familia apuraban las horas en el yate Vajoliroja, que vendió a J.K. Rowling. "Los niños estaban muy incómodos, llamé a un helicóptero y se fueron con Amber", ha contado.

Roberts también ha relatado una de las muchas discusiones entre la pareja y de las que ella fue testigo: "Amber le gritaba a Johnny que era un actor fracasado y que moriría viejo y gordo. Él se alejó y ella lo persiguió, le pidió perdón y le suplicó que volviera a casa". Y ha añadido: "Trató de detenerlo arañándolo, agarrando su ropa, tirándole del pelo... Pero él no reaccionó. Solo caminó y se fue a otro edificio. Yo me preocupé y lo seguí, lo acosté en un sofá y me di cuenta de que tenía heridas en la cara. Le puse hielo y se durmió". En otra ocasión, Depp le pidió a Amber que abandonara la isla cuando ella atacó al hijo de Paul Bettany, que estaba como invitado, y lo hizo llorar.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin