Actualidad

Oliver Stone insiste en que hubo una conspiración para matar a Kennedy en el documental 'JFK: Caso revisado'

En 1991, Oliver Stone rodó JFK: Caso abierto, en la que planteaba que detrás del asesinato de Kennedy no había un lobo solitario con el nombre de Lee Harvey Oswald. Arrestado tras el crimen le mató Jack Ruby. En la investigación, el film sugería que había mucha gente importante detrás. La película dura 3 horas y 9 minutos.

Más de uno se preguntará: ¿Qué le queda a Stone por contar? Para responder a esta pregunta habrá que ver el documental JFK: Caso revisado. En él, se recogen lo que dicen los documentos desclasificados desde 2017.

Presentado en el Barcelona Film Fest, la cinta desmonta la teoría de la 'bala mágica' (unos de los disparos que hirió a Kennedy y, que según la comisión, tuvo una trayectoria imposible). Afirma que Oswald ni siquiera se encontraba en la biblioteca desde la que, eso se ha contado, disparó.

Detrás de la versión oficial está que la CIA y el FBI manipularon todas las pruebas. La CIA fue uno de sus principales enemigos a lo largo de su mandato. Según Stone, "la CIA desinformó al presidente sobre el desastre de la Bahía de Cochinos, entregó a sus enemigos al primer ministro del Congo, Patrice Lumumba, al que JFK había prometido protección", comenta Stone. 

Y sí, Kennedy está más vivo que nunca porque fue asesinado pero las teorías sobre su asesinato son ambiguas y algunas falsas. La mayoría de los americanos creen que es un ejemplo de desinformación.

JFK: Caso revisado es un documental en que el que se concilian las imágenes de archivo con otras actuales en las que aparece Stone. La narración corre por cuenta de Whoopi Goldberg y Donald Sutherland.

La animadversión de Stone por los sucesivos dirigentes estadounidenses viene de lejos hasta convertirle en un activista. En 1986 saldó cuentas con la guerra de Vietnam con Platoon, interpretada por Charlie Sheen, Willem Dafoe y Tom Berenger. Se centra en un joven idealista que llega a luchar al país al tiempo en que se debate moralmente entre un sargento que encarna el mal y otro el bien. La película tuvo un gran impacto entre el público estadounidense, ya que muestra el conflicto en toda su crudeza y sordidez. Solo Coppola le superó en Apocalypse Now. El filme obtuvo cuatro Oscar, entre ellos, el de Mejor Película y Mejor Director.

Tres años después volvió a esta temática para rodar el filme Nacido el cuatro de julio. Protagonizada por Tom Cruise, va más allá y focaliza las consecuencias en la figura de Ron Kovic, un personaje real que se queda paralítico durante la guerra y que, tras sentirse traicionado por el país por el que luchó, se convierte en un activista político antibélico y pro derechos humanos. 

En los últimos años, Stone ha destacado por sus documentales. La mayoría de ellos son entrevistas a destacados presidentes de ideología comunista. En 2003 se fue a Cuba para filmar Comandante, dedicado a Fidel Castro, al que le preguntó sobre su vida y la actualidad. Fue una entrevista 'masaje' para lograr más simpatizantes para su causa. Entre ese año y el siguiente volvió para filmar Buscando a Fidel. Regresó al monotema en Castro in Winter. En ella entrevista al líder cubano en 2009 cuando había dejado la presidencia a causa de una operación de colón. Como siempre, sin pelos en la lengua habló de Barack Obama, Hillary Clinton, el golpe de estado en Honduras y la caída de la Unión Soviética.

¿Quién fue el protagonista de su siguiente documental? Vladimir Putin. Filmado en 2017 durante cuatro capítulos, en Oliver Stone: entrevistas a Putin, conversa con el mandatario ruso sobre las relaciones entre Estados Unidos y Rusia. Nunca se había sentido tan cómodo al tener como interlocutor a Stone. No cabe descartar una segunda parte para hablar de la guerra de Ucrania.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin