Actualidad

El castigo de Putin a su hija por "pretender escapar" de Rusia

Han pasado casi dos meses desde que comenzó la guerra en Ucrania. Vladimir Putin, que está orquestando el despliegue de sus tropas desde el Kremlin, también parece estar a cargo de la vida de su propia hija María, de 36 años.

En el seno de la casa del jefe de Estado ruso, la desconfianza hacia su propio clan está a la orden del día. Según el medio británico Metro, parece que el presidente, cuyo estado de salud es sospechoso, ha tomado una radical decisión respecto a su hija mayor: "castigarla".

Lea también: Abramovich mendiga entre sus poderosos amigos para salvar su bolsillo y sus superyates: su vínculo con Putin le sale caro

María Vorotsova, la hermana de Katerina, ambas nacidas del matrimonio de Vladimir Putin con Lyudmila Putina, habría tenido la intención de abandonar el país para celebrar su 37 cumpleaños.

Su plan era tomar un vuelo y pasar unos días en la playa. Un proyecto que fue rápidamente frenado por su padre, que temía que su hija no volviera a su lado: "Putin respondió con una negativa categórica, reforzando la protección de María".

Según el mismo digital, la hija mayor del presidente no tenía intención de volver a Rusia. Por ello, María tiene ahora "prohibido viajar a los principales países occidentales", donde solía disfrutar de las vacaciones.

Las hijas del líder ruso, conocidas ahora como las putinas, entraron hace unos días en la lista de sancionados por Estados Unidos por su vinculación familiar con el presidente ruso. De hecho, la Unión Europea también pretende incluirlas en un nuevo paquete de sanciones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin