Actualidad

Alexia Rivas renuncia a su dignidad y a 100.000 euros: el precio de ser presentadora de Mediaset

Alexia Rivas está en un momento dulce. Atrás quedan esas primeras semanas del confinamiento en las que se convirtió, muy a su pesar, en la gran protagonista tras aparecer en bragas accidentalmente en casa de quien era por entonces el novio de Marta López. Pero el estrés y el escándalo que supuso el famoso 'Merlos Gate' ha tenido más ventajas para ella que para Alfonso Merlos. Si para el contertulio y abogado las cosas han ido de mal en peor, para la joven periodista ha sido su lanzamiento profesional. Su pillada pasando en paños menores por detrás de Alfonso Merlos mientras este participaba en una conexión en directo desde su casa sacó la sonrisa a una España encerrada y asustada por todo lo que estaba ocurriendo con el coronavirus.

Lea también - Alexia Rivas se compara con Marta Riesco y se indigna: "Ojalá me hubieran tratado con los mismos paños calientes"

Pero de aquellos barros, estos lodos. O al revés. Gracias a ello ahora no solo es una de voces fijas de Ya son las ocho, junto a Sonsoles Ónega, sino que además se estrena como presentadora. La periodista conducirá los resúmenes diarios de Supervivientes 2022 en MiTele Plus y lo hará junto a su compañero de Sobreviviré Iban García, que comentará el programa desde los Cayos Cochinos. Pero para poder convertirse en presentadora, Alexia ha tenido que arrodillarse ante la cadena y retirar la demanda que puso cuando los chacales de Berlusconi le hincaron el diente. Según aseguran a Informalia personas que trabajan en Telecinco, "si no hubiera ocurrido aquella pillada, ella seguiría siendo reportera de Socialité".

Lo llamativo de todo esto es que Alexia, tras el tratamiento que desde los programas de La Fábrica de la Tele hicieron de esa información, decidió interponer una demanda y, por ello, fue vetada en Telecinco. Tanto desde Socialité, su propio programa, como desde Sálvame y el Deluxe, programas de la misma productora, iniciaron una campaña de acoso y derribo contra ella, ridiculizándola e injuriándola. Y todo porque quiso mantenerse al margen y decidió no hablar del asunto. Así, la periodista demandó a La Fábrica, su empresa, y a sus jefes, sus empleadores, por acoso laboral. Les pedía una cantidad de 100.000 euros.

Eso supuso que Telecinco prohibiera su participación en cualquier programa de la cadena. Mediaset no permite que nadie que tenga demandada a una productora participada por la cadena, como es este caso, se siente en ningún programa. Por eso estuvo mucho tiempo fuera.

Tanto La Fábrica como Telecinco sabían que iban a perder ese juicio porque el trato que dispensaron a una de sus trabajadoras en nómina es un moobing de libro. Por eso, se pusieron manos a la obra para intentar negociar y evitar que esa demanda terminara en juicio. Así, la convencieron poniéndole sobre la mesa una interesante oferta: le dijeron que si retiraba la demanda tendría un recorrido en la cadena. Y así hizo. Alexia Rivas decidió retirar la demanda y renunciar no solo a los 100.000 euros que solicitaba y que casi seguro ganaría, sino también a restablecer su imagen, su honor.

La convencieron para que retirara la demanda y a cambio tuviera recorrido en la cadena. Empezó con Supervivientes y luego una entrevista con Jorge Javier en el Deluxe, programa de la Fábrica, a los que había demandado. Luego se convirtió en contertulia de Ya es mediodía y ahora da el paso como presentadora. Todo esto es gracias a que ha retirado esa demanda de 100.000 euros que iba a ganar. Ella ha llegado a reconocer en petit comité que sabía que a la larga le sería más rentable económicamente retirar la demanda que insistir en que restauraran su honor, su imagen. La dignidad tiene un precio: que se lo pregunte a Terelu Campos o a Isabel Pantoja. Ambas, como tantos personajes, habían demandado en su día a la cadena de Paolo Vasile pero desistieron a cambio de trabajo. El caso de Terelu fue por aquel sonado 'pim pam pum' tocándose por los bajos en la oscuridad de una discoteca con Pipi Estrada y que las cámaras de Telecinco sacaron a la luz y repitieron hasta el empalago.

comentariosicon-menu3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Mientras sigan existiendo Alexias, Terelus, Pantojas, etc.... Seguirá habiendo sinvergüenzas y desalmados como La Fábrica de la Tele..... Son exactamente igual de despreciables los acosados, que los acosadores!.

Puntuación 8
#1
A Favor
En Contra

Que lástima, que para una persona tan joven, tenga tan poco valor su dignidad.....

Puntuación 11
#2
A Favor
En Contra

Esta chiquita se debe de pensar que no existe más empresa para un periodista que Mediaset? .... Pues entonces tendrás que apechugar con lo que te ordenen, ahí la imparcialidad y objetividad (bases del periodismo) no existen, eso es una caverna!

Puntuación 9
#3