Actualidad

Rafael Medina rehúye las preguntas sobre el escándalo de su hermano, Luis, y pide dejar a "la justicia que actúe"

Rafael Medina (43), el duque de Feria, rompe su silencio a escasos días de la declaración ante el juez de su hermano, Luis Medina (41), que tendrá lugar el próximo lunes 25 de abril. El hijo pequeño de Naty Abascal está imputado por los presuntos delitos de blanqueo de capitales, estafa agravada y falsedad documental, a los que ahora se une un supuesto alzamiento de bienes.

Hace dos semanas trascendió la querella que la Fiscalía Anticorrupción interpuso contra Luis Medina y su socio, Alberto Luceño, por el cobro de comisiones millonarias en la venta de material sanitario al Ayuntamiento de Madrid al inicio de la pandemia. Desde entonces, todavía no habíamos visto a Rafael Medina ni a su mujer, Laura Vecino.

Lea tambiénLuis Medina, imputado por un delito de alzamiento de bienes: el juez solicita 900.000 euros de fianza

El mayor de los hermanos Medina ha sido sorprendido este jueves de camino al trabajo en Madrid, en compañía de su esposa. Con gorra y mascarilla para intentar pasar desapercibido, el hijo mayor del fallecido duque de Feria se ha mostrado visiblemente incómodo con las preguntas de la prensa. No obstante, a ritmo rápido para dejar atrás a la reportera, ha asegurado que se encuentran "muy bien" en estos delicados momentos.

Rafael ha dejado claro que no va a pronunciarse sobre este asunto y que va a dejar que sean los jueces quienes actúen: "Ya por favor, ya está. Sé que estás haciendo tu trabajo, pero muchas gracias, ¿vale? Dejamos a la Justicia y todo que actúe, muchas gracias, ¿vale? Deja de grabar de verdad", ha asegurado tras darse la vuelta y pararse en seco para atender brevemente a los micrófonos de Europapress

Lea tambiénLuis Medina y Naty Abascal, fríos, distantes y con cara de pocos amigos en Portugal tras el escándalo de las mascarillas

Laura, por su parte, sí fue más clara al poco de saltar el escándalo de su cuñado. La modelo e influencer respondió así a uno de los comentarios recibidos en sus redes sociales. Lejos de defender al hermano de su marido, se desmarcó de la situación: "Tengo que decir que ni mi marido ni yo teníamos conocimiento de lo ahora se sabe. Somos responsables de nuestros actos, no de los de los demás", señaló. "Para juzgar está la justicia", finalizó.

Este miércoles, el titular del Juzgado de Instrucción Número 47 de Madrid, Adolfo Carretero, sumó la imputación de un delito de alzamiento de bienes a los de estafa, falsedad y blanqueo que ya pesaban sobre Luis Medina. Además, impuso una fianza de 891.427 euros para abonar en el plazo de tres días.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin