Actualidad

Luis Medina, imputado por un delito de alzamiento de bienes: el juez solicita 900.000 euros de fianza

El titular del Juzgado de Instrucción Número 47 de Madrid, Adolfo Carretero, ha sumado la imputación de un delito de alzamiento de bienes a los de estafa, falsedad y blanqueo que ya pesaban sobre Luis Medina. Además, ha impuesto una fianza de 891,427 euros para abonar en el plazo de tres días.

La decisión se ha tomado el mismo día que la Fiscalía de Malasia informa al juzgado de que el empresario San Chin Choon, proveedor del material sanitario de los comisionistas Alberto Luceño y Medina, se ha negado a colaborar con la justicia y a prestar declaración, según El Mundo.

Lea también - Encontramos a Luis Medina: se refugia en Marruecos a una semana de comparecer ante el juez

Carretero admitió a trámite la querella de la Fiscalía Anticorrupción contra los empresarios Luis Medina y Alberto Luceño por (presuntamente) cobrar comisiones millonarias en la compra de mascarillas y test covid para la ciudad de Madrid durante la primera ola de la pandemia. Se les atribuye delitos de estafa agravada, falsedad documental y blanqueo de capitales por irregularidades en una operación de compra-venta de material sanitario en marzo de 2020 que, además, estaba defectuoso. Ambos están llamados a declarar el próximo lunes, día 25, en los juzgados de Plaza Castilla.

El hijo de Naty Abascal ha pasado unos días alejado de España, concretamente en la isla de Tavira, en Portugal. Viajó con su madre, donde esta tiene una casa, y se le vio paseando con ella a pesar de que el entorno asegura que la relación materno-filial se ha resentido mucho con el escándalo. De hecho, unos días después de su llegada al país vecino, Medina se trasladó en solitario a Essauira, una pequeña localidad marroquí, donde le acogió un amigo. 

Antes de marchar, el comisionista habló con la prensa y afirmó estar muy tranquilo y convencido de que no ha cometido ninguna ilegalidad. Está preocupado por la repercusión mediática y el daño moral que pueda ocasionar a su familia, que ya sufrió el juicio público cuando su padre, el fallecido duque de Feria, ingresó en prisión acusado de secuestro y corrupción de menores, en 1994.

250 euros en su cuenta

El juez ha añadido el delito de alzamiento de bienes a la lista de Medina después de comprobar que tras cobrar más de un millón de euros por intervenir en la compra de mascarillas por parte del ayuntamiento de Madrid en la peor ola de la pandemia, el empresario apenas tiene 250 euros en su cuenta bancaria.

Se sabe que Luis Medina gastó parte del millón que ingresó en concepto de comisiones en un yate modelo Eagle 44, por el que pagó 325.515 euros el pasado verano y al que llamó 'Feria' en honor al ducado familiar. La embarcación ha sido embargada por el juez: "No está confiscada sino embargada, yo puedo seguir utilizándolo", aclaró Luis. Según la Agencia Tributaria, Medina ordenó también tres transferencias por valor de 93.000 euros cada una a una entidad bancaria de los Países Bajos con un "propósito desconocido". Concretamente en abril, junio y agosto de agosto de 2020, después de cobrar el millón en comisiones. En el ejercicio de ese año, el comisionista ingresó 2.126.727 euros, de los cuales extrajo 2.092.035 euros.

El alzamiento de bienes es un delito que comete la persona que, habiendo contraído deudas, oculta o hace desaparecer todos o parte de sus bienes con la finalidad de que el acreedor tenga mayores dificultades para cobrar. De hecho, el juez que instruye el caso, Adolfo Carretero, no ha podido proceder al embargo de las cuentas de Luis Medina debido a la cantidad de dinero que contienen (247 euros). Existen varios tipos de alzamiento, el básico y el agravado, y las penas oscilan entre uno y seis años de prisión, además de una multa de 12 a 24 meses.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin