Actualidad

Camilín no quiere testigos de sus adicciones y despide a la mujer que le cuidaba

El hijo del fallecido Camilo Sesto no quiere testigos en casa que le censuren sus excesos, ni que le vean llegar tan perjudicado como la última vez en la que regresó al chalet colgando en las redes sociales frases incoherentes en inglés.

Por eso Camilo Blanes no desea que su madre viva bajo el mismo techo, y también se deshizo de la mujer mexicana que su progenitora trajo desde el país azteca para que realizara las labores de la casa y le cuidara.

Camilín promete pero no cumple. Le dio su palabra de honor a su madre, Lourdes Ornelas, de que dejaría sus malos hábitos, pero la realidad es muy distinta. En la foto inferior, Camilín y su madre.

El problema viene de algunas malas compañías que le empujan al camino equivocado, son esos que se llaman sus amigos y tan solo lo son por conveniencia. Camilo es el paganini, el que siempre incita a las copas, no repara en gastos. Pero parece ser que, desde hace poco tiempo, su madre le está administrando el dinero para que no lo derroche. Una medida tan necesaria como efectiva.

Pero si Ornelas está desesperada, también se siente así María, la novia del hijo del cantante de Alcoy, ni la una ni la otra consiguen que entre en razones y tome un camino más positivo en su vida.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin