Actualidad

Luis Medina y Naty Abascal, fríos, distantes y con cara de pocos amigos en Portugal tras el escándalo de las mascarillas

La relación entre Luis Medina y su madre, Naty Abascal, se ha resentido tras el escándalo de las mascarillas. No obstante, a la modelo no le queda otra que hacer de tripas corazón y arropar a su hijo cuando lo necesite.

Esta Semana Santa, el hijo del duque de Feria se escapó a la isla de Tavira, donde Naty tiene una casa, para estar con ella. No obstante, tal y como desveló Informalia en exclusiva, también estuvo otros días en la ciudad de Essauira, en Marruecos. Dos destinos en los que logra alejarse de la presión mediática que vive en nuestro país. 

Lea también Luis Medina: la Fiscalía solicita una fianza de 891.000 euros para él y Almeida pide embargar sus bienes por 1,1 millones de euros

En sus 'vacaciones' con Naty, los paparazzi consiguieron la foto más buscada. La de la musa de Valentino con su hijo, a días del juicio en el que a él le acusan de los delitos de estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales por el pelotazo de las mascarillas para el Ayuntamiento de Madrid.  

La cara de Naty y Luis en la foto que Diez Minutos lleva en su portada de este miércoles habla por sí sola. Aparecen distantes, fríos y con cara de pocos amigos. El entorno de la ex modelo ya aseguró que la relación con su hijo se ha resentido, ya que los fantasmas del pasado atormentan a Naty, cuya imagen se vio terriblemente dañada cuando su esposo, el fallecido duque de Feria, ingresó en prisión acusado de secuestro y corrupción de menores. Fue en 1994.

Lea tambiénLuis Medina se ofendió cuando le advirtieron de que no hiciera maniobras con el millón de la comisión: "¡No, no, hombre!"

"Ella tiene miedo de que, de nuevo, su apellido, su nombre, su imagen y la de sus hijos vuelvan a estar en el foco mediático, como en el pasado lo estuvo por el duque de Feria. La relación con Luis se ha resentido en los últimos días", ha confesado una persona de su entorno a Esdiario.

El pelotazo de las mascarillas

El empresario se llevó una comisión de un millón de dólares por la compra de mascarillas y test Covid-19 para el Ayuntamiento de Madrid en lo peor de la pandemia, en la primera ola. Su socio, Alberto Luceño, se embolsó una cantidad superior a los cinco millones de dólares. 

Tras admitir la querella de la Fiscalía Anticorrupción, el instructor de la causa procedió a ordenar el embargo de las cuentas y los bienes adquiridos con las comisiones millonarias de ambos empresarios. 

Sin embargo, el magistrado comprobó que en la cuenta de Medina, perteneciente a Deutsche Bank, solo quedaban 247 euros. No obstante, sí ordenaron el embargo del velero que adquirió con 253.000 euros. El juicio se celebra el próximo 25 de abril. 

La Fiscalía solicita una fianza de 891.000 euros para él, mientras que José Luis Martínez-Almeida, el alcalde de la capital, pide embargar sus bienes por 1,1 millones de euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin