Actualidad

Naty Abascal no quiere polémicas y marca distancias con su hijo: su relación se ha resentido

El escándalo del comisionista Luis Medina por las mascarillas vendidas al ayuntamiento de Madrid le ha partido el corazón a su madre, Naty Abascal. La que fuera musa de Valentino está muy decepcionada con su hijo por haber puesto a la familia en el ojo del huracán y su entorno afirma que su distanciamiento no es solo físico: "Su relación se ha resentido".

Lea también - Luis Medina: la Fiscalía solicita una fianza de 891.000 euros para él y Almeida pide embargar sus bienes por 1,1 millones de euros

Los fantasmas del pasado atormentan a Naty Abascal, cuya imagen se vio terriblemente dañada cuando su esposo, el fallecido duque de Feria, ingresó en prisión acusado de secuestro y corrupción de menores. Fue en 1994. "Ella tiene miedo de que, de nuevo, su apellido, su nombre, su imagen y la de sus hijos vuelvan a estar en el foco mediático, como en el pasado lo estuvo por el duque de Feria. La relación con Luis se ha resentido en los últimos días", ha dicho una persona del entorno a Esdiario.

Quizás sea este el motivo por el que madre e hijo decidieron abandonar España por separado. Naty se ha refugiado en la isla de Tavira, donde tiene una casa. Es el paraíso particular de la socialité, que en Portugal se convierte en una persona completamente anónima que no tiene que dar explicaciones a la prensa. Su hijo, tal y como desveló Informalia en exclusiva, ha optado por viajar a la ciudad de Essauira, un enclave turístico de la costa atlántica de Marruecos, al oeste de Marrakech, donde ha sido acogido por un buen amigo.

Gente del entorno asegura que Medina está tranquilo y seguro de su inocencia, aunque muy dolido porque en los medios hablen no solo de su caso, sino que también mencionen a su madre y a su hermano Rafael, que nada sabían de sus negocios. Pero lo que más le duele es que saquen a relucir los problemas judiciales de su padre, Rafael Medina Fernández de Córdoba, un hombre depresivo y desencantado de la familia que acabó quitándose la vida con una sobredosis de barbitúricos, después de pasar varios años en la cárcel por delitos que finalmente no se demostró que había cometido.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin