Actualidad

La familia filipina de Tamara Falcó recibe al novio de la marquesa: viaje "de raíces" pasado por "barro"

Tamara Falcó ha compartido recientemente un viaje muy especial con Íñigo Onieva. Se trata de la primera vez que la marquesa de Griñón viaja hasta Filipinas, la tierra natal de su madre, con el diseñador de coches. Así las cosas, le ha presentado a algunos miembros de su familia materna. Han dado este paso casi dos años después de comenzar su relación, por la que muchos no daban ni un duro.

Lea también Tamara Falcó comparte su propia exclusiva de la boda de Isabelle Junot y Álvaro Falcó: las fotos de la marquesa

"Me voy feliz de haber podido compartir parte de la cultura de mis raíces con Íñigo; el mejor compañero de viaje que puedo tener. Ojalá sea el primero de muchos", escribió Tamara en Instagram este lunes tras disfrutar de este viaje tan esperado por ella y por su chico. 

Estos días han marcado a la hija de Isabel Preysler: "Han sido unas vacaciones maravillosas... Bohol ha sido conocer otra parte de Filipinas. Emocionante, auténtica y llena de sorpresas. Son postales que quedan grabadas en mis recuerdos".

Entre todas las imágenes que ya guarda en su memoria, algunas aventuras con su enamorado: "Las 'chocolate hills', el paseo por el boathouse en Loboc y el temido quad en mitad del tifón; llenos de barro Íñigo y yo, pero viéndole disfrutar como a un niño y a través de él, disfrutando yo también...".

Lea también"Hola, Santo Padre, ¿qué tal?": Tamara Falcó hace el ridículo en su último encuentro con el Papa

En su publicación, la hermana de Ana Boyer también dedica unas palabras a la familia de su madre, que viven en Manila. Ha agradecido el buen trato que ha recibido una vez más por su parte. Para ella, es muy importante que su novio por fin haya conocido a la familia de su madre.

"Me abren las puertas de sus hogares y nos recibieron con los brazos abiertos", aseguró en este sentido, muy orgullosa de ellos: "Una familia unida en la distancia porque nuestras raíces son fuertes como lo son las sonrisas filipinas", sentenció.

Tras alrededor de dos años con Íñigo Onieva y después de hacer frente a numerosos rumores de crisis e incluso de infidelidad, ambos han vuelto a demostrar que parecen estar hechos el uno para el otro... Al menos, de cara a la galería. Este viaje, a buen seguro, marcará un antes y un después en su relación. Especialmente teniendo en cuenta lo familiar que es Tamara y lo que le gusta compartir planes de este tipo con su compañero de vida. 

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments