Actualidad

Catherine Spaak, de París a Italia, donde moldeó una nueva feminidad en los años 60 y 70

Tenía el porte de una modelo y transmitía ese nuevo modelo de feminidad de las décadas de los 60 y70. Catherine Spaak falleció el pasado domingo, según informó RAINews, a los 77 años de edad. Un año antes tuvo una hemorragia cerebral. De padres belgas, nació en Francia, aunque su carrera se forjó en Italia, país en el que trabajó con Jean-Paul Belmondo y Marcello Mastroianni. Mujer polifacética, su vocación primigenia era la danza. Además de intérprete, era cantante y presentadora de televisión.

En una entrevista dijo: "Estaba aterrorizada al actuar. Viví con ese terror durante años. No quería ser actriz sino bailarina, pero era demasiado alta en ese momento". Para no gustarle interpretar, Catherine Spaak tiene en su haber más de 80 títulos entre el cine y la televisión.

Debutó en los años 60, en La evasión, una cinta de Jacques Becker, en un papel tan anecdótico que ni siquiera aparece en los títulos de crédito. Sin embargo, tres años después, su suerte pegó un vuelco al aparecer en La Noia, dirigida por Damiano Damiani, en la que compartió reparto con Bette Davis y Horst Buchholz. Su primer éxito fue en una road movie a la italiana, cuyo máximo responsable era Dino Risi. Titulada Il Sorpasso (1962), en ella coincidió con dos de las estrellas del momento: Vittorio Gassman y Jean-Louis Trintignant.

No fueron las únicas estrellas emergentes con los que coincidió en una cinta. Le esperaba en el futuro, compartir planos, otra vez con Belmondo, en Fin de semana en Dunkerque (1964). Ese mismo año trabajó con el director Roger Vadim y Jane Fonda en Juegos de amor en la francesa. En 1967, rodó una de sus pocas películas estadounidenses: Intriga en el gran hotel. En ella, compartió estrellato con Rod Steiger y Karl Malden.

Al año siguiente le esperaba Marcello Mastroianni en El hombre de los cinco globos, una obra menor en la filmografía de ambos.

Otras cintas que interpretó fueron El hombre, la mujer y el dinero (1965), L'Armata Brancaleone (1966), Adulterio a la italiana (1966) y Si es martes, esto debe de ser Bélgica (1969). 

Una de las curiosidades de su vida cinematográfica es que Mario Camus (Los santos inocentes, 1984) contó con ella en Los pájaros de Baden-Baden (1975). Durante el rodaje conoció a Carlos Larrañaga, Antonio Iranzo, Andrés Mejuto, Concha Cuetos...

Conoció la fama con mayúsculas en la televisión. Presentó durante 15 temporadas el programa Harlem y a principios de los ochenta Fórum. También intervino en la serie Un médico en la familia, basada en la ficción española de Emilio Aragón

La última cinta en la que participó fue en 2019, La vacanza

El ministro de Cultura de Italia, Dario Franceschini, dijo de ella, al conocer su muerte: "Se va una artista polifacética, culta y elegante que ha encontrado en nuestro país un hogar que le ha acogido y querido". 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin