Actualidad

Luis Medina se ofendió cuando le advirtieron de que no hiciera "maniobras" con el millón de la comisión: "¡No, no, hombre!"

El magistrado titular del juzgado de instrucción 47 de Madrid, Adolfo Carretero, investiga la querella de la Fiscalía Anticorrupción contra Luis Medina, hijo de Naty Abascal, y el empresario Alberto Luceño. Se les atribuye la comisión de los delitos de estafa agravada, falsedad documental y blanqueo de capitales por irregularidades en una operación de compra-venta de material sanitario en marzo de 2020. A este delito se podría sumar otro para el hijo del fallecido duque de Feria, el de alzamiento de bienes.

Lea también - Los correos entre Luis Medina y Alberto Luceño: del "pa la saca" al "ahora cabeza, ¿ehh?"

Y es que, tras cobrar un millón de dólares (925.000 euros) por intervenir en la compra de mascarillas por parte del Ayuntamiento de Madrid en la peor ola de la pandemia, apenas tiene 250 euros en su cuenta bancaria, motivo por el que no le pueden embargar sus cuentas. La pregunta es, ¿dónde está el resto del dinero? Otras dos cuentas estaban en números rojos. 

Hace un año, durante una comparecencia en Anticorrupción, el fiscal del Ministerio Público Luis Rodríguez Sol le advirtió del posible delito de alzamiento de bienes que podría cometer si decidía desviar el dinero de la comisión.

"Yo voy a ser muy sincero. Si el día de mañana [esta investigación] va al juzgado, hay que pedir el embargo de los bienes. Y su abogado le podrá decir, si usted hiciera cualquier maniobra intentado, no sé, ponerlo a nombre de otro, eso sería un delito", recoge El Mundo

Lea tambiénEl día que el comisionista Luis Medina la lio en Instagram con María Zurita y Alejandra Silva: "Daros por fo..."

"¡No, no, no, no, hombre, nada!", respondió sorprendido y molesto el propio Medina, arropado también por su abogado: "Nada mas lejos, señor fiscal: colaboración extrema". 

En este interrogatorio, también le preguntaron sobre lo qué hizo con el dinero de la comisión recibida: "A mis gastos, a mis cosas", respondió Medina. Entre otros movimientos, utilizó más de 300.000 euros para comprarse un yate de lujo. Lo llamó 'Feria' en honor al ducado familiar. También gastó 400.000 euros en dos bonos de inversión, que presuntamente liquidó cuando ya sabía que estaba siendo investigado.

Tras alrededor de un año de investigaciones, la Fiscalía admitió a trámite la querella de Anticorrupción contra los dos empresarios hace una semana.

Alberto Luceño, por su parte, recibió una comisión de 4,6 millones de euros (5.100.000 dólares) por la compra de mascarillas y test Covid para el Ayuntamiento de Madrid. La gestión por la que están siendo investigados se realizó en lo peor de la pandemia, en la primera ola, cuando el país se encontraba enteramente confinado y el mundo estaba atravesando una delicada situación de incertidumbre.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

kaligandaki
A Favor
En Contra

Se lleva en los genes, el padre encarcelado por pederastra , el abuelo limpiador de rojos en huelva, etc, así es esta gente y la madre una de "lujo"

Puntuación 4
#1