Actualidad

La segunda luna de miel de Ortega Cano y Ana María Aldón: "Se han comprado otro colchón y ya lo han estrenado"

El matrimonio de José Ortega Cano y Ana María Aldón se tambaleó, especialmente después de la exclusiva que la ex frutera concedió hace dos semanas en una revista, hablando del daño irreparable que su familia política le había hecho por no aprobar su relación con el torero y cuestionar, supuestamente, la paternidad del pequeño José María, de 9 años.

El diestro, entonces, justificó a su mujer, explicando que llevaba meses sin tomar su medicación contra la depresión. Sin embargo, esto molestó todavía más a Ana María y le volvió a dar un tirón de orejas: "No venía a cuento que hablase de mi medicación", dijo indignada.

Lea tambiénAna María Aldón se muestra feliz con Ortega Cano y le llueven los zascas: "Lo tuyo es puro teatro"

Diez días después, las aguas bajan más calmadas. Tanto es así que Ana María compartió esta semana unas fotos muy especiales junto a él. Paseando por el jardín y agarrándose la mano en el interior del coche. Demostrando, de cara a la galería, que han superado los problemas de las últimas semanas. "Días de desconexión de mundo y conexión con una misma. Feliz Semana Santa", escribió ella.

Tras superar la crisis, aseguran que el padre de Gloria Camila y su esposa están viviendo una "segunda luna de miel": "Están como adolescentes, como dos niños pequeños", dice una fuente cercana este viernes a Socialité. Estos días están juntos en Costa Ballena, Cádiz, y no se despegan el uno del otro.

Lea tambiénAna María Aldón entra 'a matar' contra Ortega Cano: "No venía a cuento que hablase de mi medicación"

Cuando se separan, de hecho, hacen por no perderse el rastro: "Cuando no están juntos están todo el día enviándose mensajes por Whatsapp", señala esta misma fuente. Hasta el punto de que los dos "llegan a ser muy empalagosos".

Tal es el amor que sienten el uno por el otro que recientemente "se han comprado otro colchón y ya lo han estrenado". A Ana María, incluso, le gustaría tener otro hijo con él: "Es algo que a veces se plantea de verdad, pero le echa para atrás la edad porque a su edad es un embarazo de riesgo", explican. Ella tiene 44 y él 68.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin