Actualidad

El misterio de las fotos de Urdangarin y Ainhoa: 50.000 euros y tres semanas guardadas en un cajón

Este miércoles, revisitaban nuestras vidas (o sea, nuestros kioscos de prensa) los amantes más populares de este invierno: un hombre y una mujer casados pero no entre ellos. Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia salieron del armario de la infidelidad cuando fueron pillados paseando por una playa solitaria en actitud cariñosa. Lo de estos es como de película, cuyo título dependerá de cada cual: podría ser La bruja del bosque, si la espectadora es la infanta Cristina; o El bosque animado, si es Iñaki quien lo califique.

Ahora no es Lecturas sino Hola el medio que les lleva a su portada: como ya hemos recogido, les vemos juntos, abrazados, acompasados y mirándose a los ojos como en las fotos de la playa de Bidart, pero en un bosque cercano a Vitoria. 

Lea también - Urdangarin y Ainhoa, muy románticos, cambian la playa por el bosque: por qué Armentia se mimetiza con la imagen de Cristina

Iñaki Urdangarin lo aguanta todo: la cárcel, es escarnio público, las crisis matrimoniales y lo que sea. Ha pasado de ser el infiel de España, el que engañó a la hija del maestro Juan Carlos I, a un romántico empedernido. El duque "empalmado", como el se autocalificaba en algún correo electrónico, ha pasado de ser el preso protegido por su esposa la infanta Cristina, al novio enamorado de compañera de trabajo. 

Ahora sabemos que esas carísimas imágenes de cuñado de Felipe VI haciendo senderismo en un entorno de naturaleza, en el parque natural de Garaio (cerca de Vitoria), fueron tomadas en realidad hace tres semanas por fotógrafos de las agencias Gtres y Europa Press, que unieron su materia para ofrecérselo a Hola por una millonada. La revista regateó para rebajarlo a una cifra que no llega a 50.000 euros, un "disparate", según dice una persona conocedora de la negociación. Sin embargo, por alto que sea el precio pagado por la exclusivaza, estamos a casi la mitad de lo que pedían en un principio las dos agencias que se han llevado el premio.

El semanario está apostando fuerte tanto por Urdangarin y su nueva novia como por todo lo referente a la infanta Cristina. Y ha desembolsado cantidades importantes después de que fuera su competencia quien diera la exclusiva de las fotos iniciales, las que desataron el escándalo. Tal vez para compensar haber perdido esa portada histórica. Y eso que sabían en la redacción de Hola de la existencia de ese material.

Pero, aparte de la curiosidad del precio desorbitado de este nuevo reportaje, es curioso saber el porqué del retraso en sacarlo a la luz, aun sabiendo en el semanario que, en tres semanas que lleva guardado, podía haberse adelantado otra publicación con otras imágenes similares, anulando el valor de estas otras.

Una posibilidad es que la revista haya "pedido permiso" y esperado la respuesta. Pero nos explican que "lo más probable" es que sea una estrategia para vender más porque "la Semana Santa" es "un momento de buena venta" para las revistas del corazón, "un miniveraneo donde hay más tiempo para el ocio", y así rentabilizar la millonada que ha costado.

Aquel Urdangarin, que entró en prisión en 2018 para cumplir una condena de cinco años y diez meses prisión por el caso Nóos, sigue sumpliendo su pena, aunque ahora lo hace en régimen de libertad condicional, concedido el pasado marzo, lo cual le ha permitido iniciar una etapa distinta en su vida pero también le ha convertido en objetivo prioritario de los paparazzi, ávidos de exclusivas caras, cada vez menos habituales.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

rmpl
A Favor
En Contra

y cuanto han cobrado por ellas puesto que si son de tres semanas diferentes las caras de asco de ambos es la misma.

En fin dan mucha mucha grima

Puntuación 1
#1