Actualidad

Brigitte y Emmanuel Macron: la historia de amor irrompible de la profesora guapa y el atractivo empollón

Brigitte y Emmanuel Macron se conocieron en el instituto La Providence de Amiens. Ella era maestra, él era estudiante. Desde los talleres de teatro hasta la presidencia de la República, la que hoy es primera dama y tiene desde este domingo todas las papeletas para seguir en el Elíseo es la protagonista de una inusual pero apasionante historia de amor.

Francia repite una historia electoral similar a la que ya vivió en 2017, cuando también se enfrentaron en la segunda vuelta de los comicios galos Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen. Ambos se volverán a batir el 24 de abril, después de que este domingo, en la primera vuelta, Macron haya obtenido el 28,6% de los votos con La République En Marche!. Le Pen, con Agrupación Nacional, alcanzó el 24,4%.  

Lea tambiénBrigitte cocina en palacio "por la noche" y cuida de que su marido, el presidente Macron, "mantenga la línea"

En cuanto al presidente galo y su esposa, no estaban destinados a estar juntos. Cuando se conocieron en el instituto La Providence de Amiens (Somme), Brigitte Auzière (el nombre de su primer marido, André-Louis) tenía ya 40 años, estaba casada y era madre de tres hijos.

Emmanuel Macron, tenía 16 años y era un estudiante de primera. La profesora Brigitte, que daba francés y latín, ya había oído hablar de este estudiante de secundaria, descrito por su hija Laurence como "un loco que sabe todo sobre todo". Ella lo ve por primera vez cuando el brillante alumno acude al taller de teatro de la escuela secundaria, que ella dirigía.

Brigitte Auzière se quedó impresionada por la descomunal inteligencia de Emmanuel Macron. "Él no era como los demás, siempre con los profesores, siempre con muchos libros. No era un adolescente. Tenía una relación igualitaria con todos los adultos", recuerda la actual Primera Dama de Francia cuando le preguntan. Por su parte, el joven estudiante se vuelve loco ante la bella maestra. Lo que seguramente consideraba como un sueño imposible no evitó que cayera rápidamente rendido bajo el hechizo de su profesora de teatro.

El rumor de una incipiente historia de amor entre Emmanuel Macron y Brigitte Auzière creció en apenas unas semanas. Pero Brigitte quiso reprimir lo que probablemente le pareció el típico enamoramiento adolescente, aunque ella no quería reconocerse ni ante sí misma que estaba loquita por un chaval de 16 años. La profesora tomó la decisión de pedir el traslado y cambiar de escuela y los padres del estudiante de secundaria. Al mismo tiempo, los señores de Macron decidieron enviar a su hijo a París para que acabara sus estudios en la capital y lejos por tanto de su amada profesora de 40 años.

Pero Emmanuel Macron pudo rebelarse al desgarro del desamor al que le destinaban sus padres y habló con su supo que era el amor de su vida por mucho que fuera su profesora, tuviera 24 años más que él, fuera madre y estuviera casada. "No te librarás de mí. Volveré y me casaré contigo", le espetó.

Una promesa cumplida unos años después. Mientras estudiaba en el liceo Henri-IV, en Sciences Po y luego en la ENA (la escuela donde estudian las élites francesas) el que ahora es Presidente de la República y su futura esposa siguieron en contacto. Hasta el día en que, en 2006, Brigitte Auzière tomó una decisión radical: le dijo a su marido que quería el divorcio.

Una elección de la que no se arrepiente aún hoy. "Hay momentos en tu vida en los que tomas decisiones vitales. Y para mí lo fue. Si no hubiera tomado esa decisión, me habría perdido el amor de mi vida", dijo poco después de la elección de su marido como jefe de Estado en 2017. Fue entonces cuando la profesora de francés fue trasladada a un instituto parisino, para acercarse a Emmanuel Macron. Y, el 20 de octubre de 2007, formalizaron finalmente su relación en el ayuntamiento de Le Touquet (Pas-de-Calais). El residente del Elíseo pudo entonces normalizar sus relaciones con los hijos de su amada (de su edad).

Lea tambiénBrigitte Macron emprende acciones legales contra quienes afirman que es transgénero y que nació hombre

Desde entonces, Emmanuel Macron y la primera dama viven el amor perfecto. En 2015, Brigitte Macron dejó de ser profesional de la Educación para dedicarse a su familia. Pero también para ejercer de Primera Dama. Ella representa un verdadero apoyo para su esposo y, aunque no tiene un cargo oficial (en Francia no existe formalmente el cargo), parece ser una asesora indispensable. Su opinión le importa mucho a Emmanuel Macron. "Ella lo mira con una mirada benévola pero crítica. No deja pasar nada. Es muy cash", declaró Candice Nedelec, coautora del libro Les Macrons, publicado en 2017.

En julio de 2020, Brigitte Macron, a propósito de su edad en relación a la de su joven marido, aseguró no temer a lo que está por llegar, ni dentro ni fuera del Elíseo. "Por supuesto, el futuro puede ser preocupante. Pero el futuro con Emmanuel no es preocupante. Es un hombre sólido, extremadamente tranquilizador y extremadamente amable. Tengo mucha suerte de estar casada con un hombre como él y de eso estoy segura todos los días desde hace más de veinte años", declaró hace un mes. Por lo tanto, parece que se avecina un futuro brillante para los Macron y después de la primera vuelta de las presidenciales, es más que probable que sea cinco años más la gran señora de Francia.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Teté
A Favor
En Contra

¡¡ MADRE MÍA !!

Puntuación 1
#1