Actualidad

¿Bryan Cranston y Aaron Paul harán un cameo en la temporada final de 'Better Call Saul'?

La precuela de Breaking Bad promete que su sexta y última temporada sea un festival de fuegos artificiales, marca de la casa de sus creadores, Vince Gilligan y Peter Gould, que no son muy dados a ser previsibles. No se descarta un reencuentro entre Walter White (Bryan Cranston) y Saul (Bob Odenkirk). La presencia de Aaron Paul (Jesse Pimkman) da la impresión de que es más complicado, ya que en su día se negó a participar en la ficción, aunque puede que haya cambiado de opinión.

Allá por 2015, Gillligan pergeñó Better Call Saul, ya que creía que el abogado Saul Goodman tenía más recorrido. Y no se equivocaron, ya que se va con 39 nominaciones a los premios Emmy.

En el preestreno de la sexta temporada, que se estrenará en España el 19 de abril en Movistar+ Series, tanto Gilliam como Gould soltaron que es "probable" que Bryan Cranston y Aaron Paul hagan algún cameo. La posibilidad no es oportunista y sí oportuna, porque la serie se acerca a la línea de tiempo de los hechos que ocurren en Breaking Bad. Gould comentó a Variety: "Si alguna vez va a suceder, es cuando la trama de estas dos series empiecen a cruzarse".

Durante años, Cranston ha afirmado que no le importaría aparecer brevemente en Better Call Saul como Walter White porque es una de sus ficciones favoritas.

Lo que se sabe de la sexta temporada es la crisis existencial de Saul. Ya se ha asomado varias veces al precipicio y ahora va a cambiar de identidad: ya no será Jimmy McGill y se transformará en Saul, el abogado con una moral turbia, socio de White y Pinkman.

Bob Odenkirk califica los primeros capítulos de Better Call Saul como "turbulentos". El actor lo argumenta comentando que "la serie progresó hasta convertirse en una ficción de referencia y en esta temporada final veo que suceden cosas más importantes que se filman a un ritmo mucho más rápido. La trama simplemente se amplifica".

El rodaje se prolongó más de lo esperado en el tiempo. El Covid marcó la agenda, como en casi todas las producciones y, posteriormente, Odenkirk sufrió un infarto durante la filmación.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin