Actualidad

Anabel Pantoja se va a Honduras a espaldas de su padre: "No se lo he dicho para no preocuparlo"

La pantojita chica ha confirmado este martes que es una de las concursantes de la nueva edición de Supervivientes. Viajará a Honduras para demostrar su valía y lo hace en un momento muy delicado: su madre está recién operada y su padre volvió a ingresar en el hospital hace unos días. Anabel ha confesado que Bernardo ni si quiera sabe de sus planes: "No le he dicho que me voy".

Lea también - Anabel Pantoja se rompe desde el hospital: "Ahora tengo ingresados a los dos, mi padre y mi madre"

El estado de salud del hermano de Isabel Pantoja es muy delicado. Bernardo sufre diabetes y las consecuencias de esta enfermedad le llevaron a perder una pierna en 2017. Ha pasado las últimas semanas en el hospital y su propia hija desveló que la situación había afectado a su cognición: "A veces está y a veces no", dijo. Por eso, Anabel ha preferido ahorrarle el 'disgusto' y no decirle que se va a Supervivientes: "No se lo he dicho, no quiero preocuparlo".

Eso sí, la prima de Kiko Rivera será informada en Cayos Cochinos si la salud de su padre se resiente y asegura dejarlo en muy buenas manos: "Lo he dispuesto todo para que esté lo mejor cuidado posible mientras no estoy. Me voy a disfrutar de la experiencia pero sobre todo me voy a trabajar, para que a mi padre no le falte nunca de nada", ha dicho en Sálvame. "Quiero que mi familia esté orgullosa".

Segunda oportunidad

No es la primera vez que Anabel concursa en Supervivientes. Lo hizo en 2014, pero entonces solo aguantó dos semanas en Cayos Cochinos (Honduras). La pantojita chica cedió al hambre, el frío y el aislamiento y abandonó el programa entre lágrimas: "Esto ha podido conmigo. Duré un día pero se me pasaron muchas cosas por la cabeza. No era el hambre, era más mi cabeza, el agobio y la claustrofobia que me entró allí. Estoy arrepentida de no poder haberle demostrado a la gente lo que valgo".

Ahora, siete años después, quiere redimirse y demostrar que puede ser una auténtica Robinson Crusoe. Para ello cuenta con la ayuda de su ex marido, Omar: "Me va a enseñar a hacer anzuelos y otras cosas de supervivencia", ha contado. "Él se quiere venir conmigo a la isla".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin