Actualidad

Piqué chupó monedas para no acabar en el calabozo por alcoholemia: "Se me fue de golpe la borrachera"

Gerard Piqué ha revelado una anécdota poco ejemplarizante de cuando fue jugador del Manchester United entre 2004 y 2008. Antes de regresar como jugador a su casa, el Barça, estuvo a punto de dar positivo en un control de alcoholemia. Episodio por el que incluso llegó a temer por el futuro de su carrera deportiva, que estaba más que despegando.

Lea también Shakira, enloquecida con su "héroe", Piqué, tras la goleada del Barça al Madrid: "No es porque sea mi marido..."

"Hubo una vez en Mánchester con 20 años. Había vivido y conducía. Es un mal ejemplo. Me salté un semáforo y me paró la policía. Fue el año antes de irme al Barça. De repente soplo, doy positivo y me encuentro en un furgón de la policía esposado yendo al calabozo", ha confesado el central catalán esta semana, en el podcast The Wild Project.

El jugador temió lo peor: "Se me fue de golpe toda la borrachera. Se me va la carrera a la mierda. En ese momento piensas: 'Qué mierda está pasando'. Te dan la bolsa para meter todo lo que tienes. Me llevan a una habitación y si daba más de 0,25 me quedaba en el calabozo". 

In extremis, buceó entre sus recuerdos para tratar de salir airoso de esta situación tan poco ejemplarizante: "Fui, el policía se fue un momento, y yo estaba desesperado. Se me habían quedado unas monedas. Hace tiempo me habían dicho que si chupabas las monedas no dabas positivo. Las empecé a chupar. Di 0,23 y luego 0,22. De milagro me salvé de esa. Dudo que fueran las monedas. En vez de irme a casa, me fui al casino en taxi", sentenció.

Lea también Vuelve el 'Piquetón': un compañero muestra a Gerard Piqué desnudo en el vestuario del Barça

Por otro lado, el novio de Shakira también recordó otras borracheras que vivió cuando jugó en el Zaragoza, en la temporada 2006-2007. "Zaragoza y Barcelona eran dos horas y cuarto en coche. Ese trayecto me lo sé de memoria. Tenía a mis amigos. Había semanas que dormía durante el día, por la noche me iba a Barcelona para salir de fiesta, volvía a entrenar a Zaragoza y dormía", añadió.

Después, reconoció que "a veces lo hacía. No días de partido". La pinza se le fue en más de una ocasión: "Una vez dejé el coche siniestro porque me quedé dormido. Quise engañar a la policía porque les dije que se me había cruzado un Seat. Otro día llegué dos horas tarde. En esa época se fumaba en las discotecas", sentenció.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin