Actualidad

Almudena Cid no puede soportar ver a Christian Gálvez con Patricia Pardo pero cierra la boca a su madre

Está destrozada y sin ganas de nada. Desde hace apenas un mes que su matrimonio con Christian Gálvez se rompió para siempre, Almudena Cid no levanta cabeza. Dicen los que están más cerca de ella que, aunque intenta aparentar tranquilidad, está rota y apenas sale de su casa. Un piso al que ha tenido que trasladarse deprisa y corriendo tras su separación del presentador porque el chalet que compartían en Boadilla del Monte era propiedad de Christian.

Lea también - Almudena Cid y Christian Gálvez, si te he visto no me acuerdo: así han repartido sus bienes tras firmar el divorcio

Solo lo hace para ir al teatro o reunirse con algún familiar o amigo íntimo con el que desahogarse sobre su drama amoroso. Dicen que está hundida y que ahora lo que más le duele es ver, una y otra vez, imágenes de su ex con su nuevo amor, Patricia Pardo. Es superior a ella. Según apuntan a Informalia, es que no pone ni la tele para ver a la periodista y mucho menos compra revistas o ve webs en las que puedan salir porque eso le rompe el corazón. Le parece increíble que algo así haya pasado tras once años de feliz matrimonio con el que ella consideraba el amor de su vida.

Pero estos días Almudena, además de dolida, ha estado enfadada. Según ha podido saber este portal, la ex gimnasta se ha molestado mucho con su madre por los últimos comentarios que ha hecho en redes sociales sobre el que fue su yerno hasta hace bien poco, Christian Gálvez. "Ha sido un mentiroso toda la vida", ha escrito textualmente tras una acalorada discusión con uno de sus seguidores, que le recriminaba hablar con tan poca empatía y cordialidad del presentador. Mina, que así se llama la madre de Almudena, empezó colgando una imagen con un mensaje: "Anatomía de un manipulador emocional", y en ella se enumeraban varios puntos que describían a los sujetos que se dedican a esto. Los comentarios de sus seguidores no tardaron en aparecer, destacando claramente su intención de dirigirse a Gálvez: "Y ya sabemos de quién hablamos", decía el primero. Y resto citaban abiertamente al presentador, hablando de su manera de ser y especulando sobre su ruptura y relación con la gimnasta.

El comentario de Mina es de hace casi dos semanas, pero hasta ahora, para Almudena, había pasado desapercibido. Ella solo intenta recuperarse de la profunda herida que le ha dejado su matrimonio, pero verlo en la portada de una revista la ha reventado. Según cuentan a Informalia, en cuanto tuvo conocimiento del mismo habló con su madre y le puso los puntos sobre las íes. Tanto es así que Mina ha borrado su conversación y varios comentarios. Almudena le ha pedido que cierre la boca porque nada de esto le beneficia. Además no es la primera vez que hace comentarios que la perjudican. Almudena cree que es mejor que pase el tiempo, pasar el dolor en silencio y que los días pongan a cada uno en su sitio. Veremos si su madre se lo respeta…

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin