Actualidad

Carmen Borrego le confiesa sus dramas a Kiko Hernández sin cobrar y dispara balazos contra los de 'Sálvame'

Carmen Borrego y Kiko Hernández mantienen intacta su amistad y ya no se tienen en cuenta los reproches y dardos que se dedicaron hace no tanto tiempo. Aunque el colaborador continúa sin limar asperezas con Terelu, Carmen le ha concedido una entrevista gratis (o eso dicen), en la que le ha confesado alguna de sus penas y no ha dejado en buen lugar a algunos de sus compañeros de 'Sálvame'.

Por un lado, no ha tenido buenas palabras para María Patiño: "La persona que ha sido más dura conmigo se llama María Patiño. Me ha acusado de cosas que yo me he sentido muy mal. Ahora tenemos buenísima relación, pero me ha hecho mucho daño", confiesa en Diez Minutos.

Carmen perdona, pero no olvida: "Acusar a una persona de estafadora... pues es jodido. María es muy vehemente y en esa vehemencia no ha calculado el daño que estaba haciendo".

Pese a todo, prevalece el sentimiento de que ahora está bien con ella, por lo que no quiere dejarla en su entrevista a los pies de los caballos: "A pesar de los problemas que hemos tenido, me parece un animal televisivo", recalca.

En este sentido, asegura que Rafa Mora es otro que tal baila: "Ahora tengo fuerza para contestar a María y a quien haga falta. Otra de las personas que me ha hecho muchísimo daño es Rafa Mora. Es un hombre que no tiene piedad". Yo reo que no piensa ni lo que dice". No obstante, vuelve a recoger manta al valorar su esfuerzo, ya que está estudiando Periodismo. 

A Kiko Matamoros, en cambio, está empezando a cogerle el gusto, a pesar de los encontronazos que tienen en los platós: "Yo creo que en el fondo no tiene nada contra mí (...) No noto que yo le caiga mal fuera de cámara. Dijo que a él le había demostrado ser una buena tía y una buena compañera". 

Por otro lado, si ella creara su propio programa dice que se llevaría Kiko Hernández, a Patiño, a Anabel Pantoja y a Chelo. También trataría de fichar a Marta Riesco, la novia de Antonio David Flores, y se dejaría en la recámara a Gema López. Aunque le parezca una profesional como la copa de un pino, cree que no encajaría con ella. Hay que recordar que la colaboradora sigue siendo reticente con Rocío Carrasco, íntima de las Campos.

"Sus creencias y su forma de ser no las va cambiar nadie. Y muchas veces hay que ser un poco más humilde", dice sobre la periodista.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin