Actualidad

Agustín Pantoja rompe su habitual frialdad, víctima del desconsuelo

A Agustín Pantoja se le ha visto desolado en la mañana de este martes por los pasillos de la Ciudad de la Justicia de Málaga, cabizbajo y triste, sin despegar los labios para decir palabra ante las preguntas de los periodistas.

Lea también Anabel Pantoja, indignada por el "circo" que se ha montado con su tía en los juzgados: "Parecía Bin Laden"

Una reportera de El programa de Ana Rosa cuenta que se lo encontró frente al Juzgado de lo Penal número 5 de la capital malacitana, donde acaba de declarar como testigo en la causa en la que su hermana está imputada como presunta implicada en un delito de insolvencia punible. Al acercarse al hermanísimo, este se limitó a bajar la cabeza, haciendo caso omiso a las preguntas de la periodista.

A punto de empañar su rostro por las lágrimas, eso dicen los que le vieron transfigurarse en una mañana de difícil olvido, Agustín sueña con acabar favorablemente una historia que podría llevar a su hermana Isabel a prisión.

Lea tambiénAgustín Pantoja, sobre la venta de La Pera: "Solo quería ayudar a mi hermana porque estaba en la cárcel"

No le ha quedado más remedio que romper su frialdad, víctima del desconsuelo, demostrando que no siempre es capaz de mantener esa coraza que le separa del resto de los mortales.

Por primera vez en muchos años, la imagen del hermano de Isabel Pantoja se torna preocupada y triste, por el miedo a lo que pueda ocurrir en un futuro cercano a nivel judicial. Sobre todo, en lo que concierne a su queridísima Isabel. No debe ver muy claro el desenlace de este proceso.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin