Actualidad

La historia de Volodimir Zelenski, el guerrero al mando de la resistencia ucraniana

La invasión de Putin a Ucrania ha puesto el nombre de Volodimir Zelenski entre los más populares del mundo. Desconocido para muchos hasta hace poco, el presidente ucraniano se ha convertido en un símbolo de resistencia y lucha contra las tropas rusas.

En medio de los bombardeos y el caos, Zelenski destaca por su determinación y capacidad para hacerse oír. Con vídeos grabados a modo 'selfie', el presidente de 44 años ha conseguido motivar a toda su nación.

Lea también: Las dos vidas de Volodimir Zelenski, de actor de cine y televisión a presidente de Ucrania

Volodimir nació en 1978 en Kryvyi Rih, pero se crio en Mongolia. A su padre, Oleksander Semenovich Zelenski, un prestigioso científico, le trasladaron hasta allí a principios de los 80. No pudo asistir al colegio hasta los ocho años por leyes del país, por lo que cuando regresaron a vivir a Ucrania, Zelenski era dos años mayor que sus compañeros de clase.

Su padre siempre ha estado presente en sus decisiones vitales. En 1994, le concedieron una beca para estudiar en Israel, pero su familia no le permitió irse, por lo que decidió matricularse en Derecho, casualmente en la misma universidad donde su padre era una eminencia, y dónde encontró en el teatro una vía de escape.

Una vez graduado, no ejerció de abogado más allá de unas prácticas de la propia carrera. Su pasión por la interpretación fue más fuerte, lo que le llevó en el año 2003 a fundar la productora Kvartal 95, dedicada a la creación de contenido audiovisual en Ucrania. 

Su popularidad iba en aumentando tanto que incluso llegó a participar en la versión ucraniana de Bailando con las estrellas y, poco después, ascendió a director de una de las principales televisiones del país. Fue en esa época cuando conoció a Ihor Kolomoisky, uno de lo máximos oligarcas ucranianos que, según Forbes, tiene la octava mayor fortuna del país y, además de poseer algunos bancos, también controlaba un canal de televisión.

Kolomoisky, de quien se dice que tiene un tiburón en un acuario gigante en su oficina para impresionar a sus visitas, apostó por el talento de Zelenski y decidió, según ABC, financiar su sueño de actor en la serie El servidor del pueblo.

De este paralelismo de la ficción con la realidad, hablamos en Informalia. Zelenski interpretó a un profesor de escuela que se convierte en presidente del país. Ese triple salto mortal es gracias a la popularidad de un vídeo que graba uno de sus alumnos cuando en clase critica la corrupción en Ucrania. Cuando llega al máximo cargo pretende llevar una vida corriente y neutralizar a todos los burócratas corruptos y engañosos.

A finales de 2018, con la serie ya fuera de antena, el actor anunció su intención de presentarse a las elecciones y, poco después, pondría en marcha su campaña a través de las redes sociales que le llevó a convertirse en 2019 en el presidente más joven de Ucrania. Pocos habrían apostado por ese 'recién llegado' a la política que hoy es todo un icono. 

Presidente, actor, padre, esposo, hijo, patriota. Zelenski es todas esas caras. Está casado con la guionista Olena Zelenska desde 2003, con quien tiene a sus dos hijos (Aleksandra y Kiril). Como primera dama, Olena se ha volcado en apoyar campañas por la alimentación infantil, la salud mental o en contra de la violencia doméstica. En estos años se ha convertido en un referente como mujer y también como icono de la moda, participando en un foro de Naciones Unidas por la moda sostenible. En 2019, Focus Magazine la incluyó en la lista de los cien ucranianos más influyentes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin