Actualidad

Un poderoso amigo de Trump quiere arrebatarle a Abramovich el Chelsea tras el escándalo de su vínculo con Putin

Tras la decisión de Boris Johnson de bloquear las cuentas y los negocios del oligarca ruso Roman Abramovich en el Reino Unido por su presunto vínculo con Vladímir Putin, ya hay interesados para hacerse con el timón del Chelsea, el club londinense del que Abramovich es propietario desde el año de 2003.

Lea tambiénRoman Abramovich y Putin, "hermanos de sangre": Reino Unido pone al oligarca (y a su Chelsea) en un callejón sin salida

Tanto es así que un buen amigo de Donald Trump (fue su embajador en el Reino Unido) y heredero de Johnson & Johnson, Woody Johnson (74), ha dado un golpe en la mesa. The Sun desvela que pretende ofrecer hasta 2.000 millones de libras esterlinas (alrededor de 1.2000 millones de euros) para hacerse con los mandos del conjunto azul.

Dentro del equipo cuenta con apoyos, especialmente por tener ya experiencia en el terreno deportivo al haber dirigido un equipo de la NFL, la Liga de Fútbol Americano. En concreto a los Jets. No obstante, en la lista de interesados no está solo, pues también pesan con fuerza los 2.700 millones de libras (3.200 millones de euros) que puso este lunes sobre la mesa Saudi Media Group. En su vida personal, está casado en segundas nupcias y desde 2009 con la actriz Suzanne Ircha. Es la madre de dos de sus cinco hijos.

La pasada semana, Abramovich se vio envuelto en una gran polémica que pone al empresario y a su Chelsea contra las cuerdas. El Gobierno de Reino Unido, donde tiene otros negocios aparte del Chelsea, anunció sanciones para él y otros siete billonarios y oligarcas rusos. Han acusado al empresario (la actual fortuna número 142 del mundo, según Forbes) de haber facilitado material para la construcción de los tanques rusos que en las últimas semanas invaden Ucrania. Sus activos están congelados y no puede llevar a cabo negociaciones con particulares y empresas. 

Lea tambiénAlexandra Korendyuk, la modelo de familia ucraniana que habría enamorado a Abramovich, el amigo sancionado de Putin

Separado de la empresaria Dasha Zhukova desde 2017 y padre de siete hijos, cinco de ellos con su segunda esposa Irina Maladina, ahora le relacionan con la modelo, curiosamente de raíces ucranianas, Alexandra Korendyuk, de 25 años. El todavía dueño del Chelsea tiene 55.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin