Actualidad

La doble vida de "Borgen" nueve años después: Netflix anuncia que volverá el 2 de junio con una temporada nueva

Se acabó la espera. Los que añoraban "Borgen" -una de las primeras series que se metía en las entrañas malolientes de la política- reivindicó el potencial de las series nórdicas, concretamente de las danesas. Nueve años después de su final, regresará el 2 de junio a España.

Que nadie se llame a engaño: según Netflix, no es la cuarta parte de la ficción sino una serie autónoma. Su título es "Borgen: poder y gloria".

Birgitte Nyborg (interpretada por Babett Knudsen) es ahora la ministra de Exteriores danesa y se enfrenta a su primer conflicto diplomático: la perforación de petróleo por parte de una compañía descubre que en Groenlandia hay un importante pozo. La disputa por la posesión del "oro negro" es el inicio de una disputa de poder en el Ártico. El pequeño país ya no es el hermano pequeño al que se le trataba con condescendencia, sino una potencia que entra en el ajedrez del poder y que puede mover ficha.

La ficción tampoco obvia el conflicto que viven los políticos entre su profesión y una vida familiar estable, ajena al ruido mediático y a las intrigas. 

Junto a un político siempre suele haber un periodista, ya sea como asesor o ejerciendo su profesión para un medio. La jefe de prensa de Birgitte vuelve al periodismo como jefa de noticias de un prestigioso canal.

En el comunicado de Netflix, que ha recogido Variety, se lee: "La serie trata de algunos de los temas más importantes de nuestro tiempo, como la relevancia del reino danés en el marco geopolítico contemporáneo, la batallas de las superpotencias por el control del Ártico y la crisis climática".

Cuando se estrenó la auténtica primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt dijo: "Me he encargado de no observar a Babett Knudsen demasiado de cerca solo para asegurarme de que no estoy demasiado cerca influenciada por ella. En todo caso, a veces, al verla, se siente como si la vida estuviese imitando al arte". Y algo hay de ello, ya que los guionistas se inspiraron en personajes reales y la situación que vivió Dinamarca, en 1982.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin