Actualidad

Últimas noticias sobre Ernesto de Hannover: su juicio, su amor y sus botellas de champán

Falta solamente una semana para que el Tribunal Regional de Hannover escuche a los abogados del príncipe Ernesto de Hannover, quien demanda a su hijo mayor, Ernst August, por apropiación de los bienes familiares, castillos, fincas, muebles y obras de arte, un supuesto delito que el ex marido de Carolina de Mónaco valora en cinco millones de euros.

El juicio estaba fijado para el 25 de noviembre pero fue aplazado a este mes de marzo. Los letrados defensores del joven Ernst August defenderán también los intereses de su cliente y, una vez escuchados ambos argumentos, los jueces decidirán si archivan la demanda y no le dan la razón al padre, o bien sigue el proceso.

La diferencia con la cita anterior, en la que estaban citados padre e hijo y hubieran tenido que verse las caras en el estrado, es que esta vez no se requiere su presencia y basta solamente con que argumenten sus respectivas defensas.

Lea también El último escándalo de Ernesto de Hannover: gritos y amenazas en plena calle

De ahí que el primo hermano de la reina Sofía siga en España, donde prácticamente reside todo el año, y más desde que se consolidó su relación con Claudia Stilianopoulos, la hija artista de Pitita Ridruejo, uno de los personajes más carismáticos de la alta sociedad en España, fallecida en mayo de 2019.

El aristócrata y su novia pasan mucho tiempo en Ibiza, donde empezó su romance este pasado verano. El príncipe alemán visitó la isla en varias ocasiones, con permiso de sus médicos, mientras estaba tratando sus problemas con el alcohol, un problema que no solamente dañó gravemente su salud, sino que le llevó a ser condenado a causa de situaciones violentas con sus empleados y la propia policía. Fue condenado a internarse bajo vigilancia médica, y también a unos meses de prisión, que sin embargo pasó en libertad condicional.

Gracias a la actitud conciliadora de Hannover, que siguió estrictamente los mandatos de sus médicos, recibió el alta pocos meses después, lo que le ha permitido viajar en libertad y hasta beber con moderación.

Fue entonces cuando se hizo más visible en España, donde reside su segundo hijo Christian, su nuera Shasa de Osma y sus dos nietos. Por eso han sido más frecuentes sus viajes a Madrid y a Ibiza, donde tiene amigos muy cercanos y donde Claudia pasa sus vacaciones.

Hace unos días les veíamos visitar juntos la Feria de Arte contemporáneo, ARCO, pero poco después volaban a las Pitiusas.

Lea tambiénEl broncazo de Ernesto de Hannover y su novia española, Claudia Stilianopoulos, en pleno barrio de Salamanca

Y ahí siguen, cada día más unidos y disfrutando mucho de la vida. Informalia coincidió con ellos en una tienda de la isla, hace unos días y el propietario nos confesó que nunca había tenido mejor cliente que "ese señor alemán y la señora que le acompañaba. Nunca he vendido tantas botellas de vino y champaña, como las que me compran ellos".

Es evidente que el príncipe es muy feliz con la artista española y que seguramente celebra de antemano, su posible victoria en los tribunales alemanes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin