Actualidad

Ortega Cano, dolido con el desprecio de Rociito al echarle del proyecto del museo a Rocío Jurado

La última vez que hablamos cara a cara con José Ortega Cano, hace ya un año, nos hizo partícipes de su ilusión por ver abierto el museo que Chipiona dedicará a la que fuera su esposa, Rocío Jurado. Se le notaba entusiasmado con el proyecto y dispuesto a contribuir con algunos objetos de su esposa que conserva en su chalet madrileño. Pero Rocío Carrasco, la hija y heredera universal de La más Grande, no cuenta con la participación del viudo de su madre en esta iniciativa tan deseada. Rociito ya ha dicho que no quiere a Ortega en su vida y por tanto, tampoco en cualquier proyecto en el que ella participe. Y no le tiembla el pulso al tomar esas decisiones.

El torero está muy afectado por esta situación que él considera tan injusta. No esperaba tal desprecio. Ni tampoco que Rocío quiera apartar de todo lo concerniente al museo a sus hermanos, Gloria Camila y José Fernando, a los que tanto quería su madre.

Lea también: Rocío Carrasco quiere tomar las riendas de la asociación cultural de Rocío Jurado que preside Gloria Camila

No es cuestión de dinero, ninguno le pide una parte de los treinta mil euros anuales que va a cobrar la hija de la chipionera por su contrato de cesión de enseres y ropa de su progenitora. Es una cuestión de cariño. Seguro que la cantante se moriría de nuevo de pena al ver tan distanciados a sus hijos.

En el entorno de los Ortega Mohedano hablan de "sucia venganza", de "ninguneo despreciable", porque es evidente que la Carrasco ha borrado de su vida a los familiares más mediáticos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin