Actualidad

Pablo Urdangarin celebra la libertad condicional de su padre: "Estamos todos muy contentos"

Iñaki Urdangarin, en plena relación sentimental con su compañera de trabajo Ainhoa Armentia, ya es un hombre libre porque le han concedido la condicional tras haber cumplido dos tercios de su condena. Su hijo Pablo Urdangarin, que se ha convertido en los últimos meses en el 'portavoz' de la familia, se ha pronunciado al respecto.

"La verdad es que estamos todos muy contentos", ha confesado este jueves Pablo, que juega en el Barça de balonmano, al ser sorprendido por la prensa. 

Muy discreto, el segundo hijo de los ex duques de Palma no ha desvelado si su padre se quedará en Vitoria o, si por el contrario, se mudará a la Ciudad Condal, donde realiza un curso de balonmano, para dar un nuevo giro a su vida: "Eso ya no se comenta, gracias". 

Lea también - La infanta Cristina, ante la peor noticia: Urdangarin se lleva a Ainhoa Armentia a casa de su madre

Pablo tampoco ha entrado a valorar las últimas informaciones relacionadas con Armentia, que recientemente fue sorprendida visitando la casa de la madre de Urdangarin.

Además, ha pasado por alto la decisión que tomó la Fiscalía del Supremo este miércoles al archivar las causas abiertas por la Fiscalía del Supremo contra su abuelo, el rey Juan Carlos: "Estamos todos bien, todos contentos", se ha limitado a decir a todas las preguntas relacionadas con su familia.

Lea tambiénUrdangarin está "en prácticas" en el Barcelona y "no cobra", dice el club que preside Laporta

La juez de Vigilancia Penitenciaria de Bilbao le concedió este miércoles 2 de marzo la libertad condicional al todavía marido de la infanta Cristina. Esto implica que Urdangarin dejará de estar sometido al control presencial de la cárcel alavesa de Zaballa. Ahora Iñaki recibe un curso de formación como entrenador de balonmano en Barcelona. ¿Se instalará en la capital catalana a partir de ahora?

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin