Actualidad

Anna Ferrer, la hija de Paz Padilla, aclara su momento 'Anna Allen' en los Goya 2022

Con todo el espíritu del carnaval de Cádiz y con una fiesta de disfraces inspirada en la estética de los 2000, Anna Ferrer, la hija de Paz Padilla, ha celebrado este sábado su veinticinco cumpleaños.

En la celebración no ha faltado un photocall personalizado con los iconos y la cultura de la infancia y adolescencia de la cumpleañera, así como mucha comida, cócteles y por supuesto una súper tarta de la misma temática. Todos los invitados iban con looks de la época y hasta ha asistido Lady Gaga, que en realidad era Paz Padilla disfrazada haciendo gala de su buen humor. 

Lea también: Un mes sin Paz Padilla en 'Sálvame': el micro abierto que desvela la situación de la presentadora

En medio del evento, la cumpleañera ha tenido la oportunidad para aclarar ante los medios la polémica de su 'no invitación' a los Goya 2022, pese a que presumió de asistir a la gran fiesta del cine español en sus redes sociales. 

"Que empiece la fiesta del cine. Estoy muy feliz de estar hoy aquí, apoyando el cine de nuestro país, un sector que admiro y disfruto tantísimo. Gracias por contar conmigo para una noche tan especial", contaba la influencer en su perfil de Instagram. La madre de Anna Ferrer Padilla también presumía de que su hija iba a los Goya: "La noche del cine, no puede ir más guapa mi bebé". Paz Padilla fue engañada o cómplice del engaño. Ambas se encargaron de anunciar que la niña iba a los Goya, donde sólo se acude con exclusiva invitación.

Pero, tal y como confirmamos desde InformaliaAnna no estuvo en la gala de los Goya, como hizo ver. La hija de Paz Padilla estuvo en una fiesta organizada en una carpa, viendo la gala por una pantalla de televisión.  "Quería hacer ver que había estado en la gala de los Goya para aparentar que es muy importante", nos explicaron fuentes cercanas. 

"Yo no he mentido a nadie, no me he colado en ningún sitio. Fui a hacer mi trabajo como el resto de mis compañeros, porque no fui sola tampoco. Y que yo no he dicho nada que no sea real", se defendía este sábado Ferrer Padilla sin dar muchas más explicaciones sobre lo ocurrido. 

Su actitud recuerda en algo lo que hizo otra Anna, la famosa Anna Allen, la actriz de Cuéntame cómo pasó que se inventó que estuvo en los Oscar haciendo un montaje con Photoshop. La actriz que dio vida a Marta Altamira (novia en la ficción de Tony Alcántara, Pablo Rivero). A comienzos de 2015, los medios destaparon que la intérprete se había inventado una carrera en Hollywood con supuestas participaciones en proyectos que nunca se produjeron.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin