Actualidad

Preocupación por la salud de José Ortega Cano

José Ortega Cano vive con un desasosiego que no puede ocultar. Preocupa el estado de salud del diestro cartaginés y hay miedo de que los últimos acontecimientos que han marcado su vida le puedan pasar factura a su maltrecho corazón. El torero no entiende, por ejemplo, que Rocío Carrasco se esté cebando contra él, que le recuerde episodios de su pasado más tortuoso.

Lea también - "Yo no bebo ni conduzco": Rocío Carrasco, sin piedad contra Ortega Cano

Una fuente muy cercana a Ortega, amigo de toda la vida, que prefiere mantenerse en el anonimato, revela a Informalia que "José lo está pasando muy mal, es un buen hombre y no se merece todo lo que le está ocurriendo. Rocío no tiene perdón de Dios, es una mujer que parece que disfruta haciendo daño. Y todo por dinero, no tiene límites, le asesoran muy mal, a buen entendedor pocas palabras bastan, el odio que lleva dentro refleja su actitud ante la vida".

No hace falta ser muy listo para adivinar que el consejero al que se refiere nuestro confidente tiene nombre y apellido, Fidel Albiac, la mano que mece la cuna de su esposa.

Como recordarán nuestros lectores, en junio del año pasado, José pasaba por quirófano para someterse a un cateterismo, le renovaron dos stent y le recomendaron que llevara una vida tranquila, sin sobresaltos, algo que, a la vista de las circunstancias, le está resultando imposible. Los problemas familiares le traen por la calle de la amargura e incluso le afectan negativamente a su carácter. Le transforman. Esta semana, Ortega respondía, cosa poco habitual en él, con malos modos al reportero que le hacía preguntas. "Déjeme tranquilo", soltó con cara de pocos amigos, dejando asombrado al periodista, que no se esperaba esa contestación tan malhumorada.

Su mayor ilusión es ver que la evolución de su hijo José Fernando es tan positiva que, seguramente, será dado de alta, como ya contamos, el próximo verano. El veinteañero se encuentra ingresado desde hace más de cuatro años en un hospital psiquiátrico, donde le tratan de sus adicciones. Ya empiezan a concederle cortos permisos, el último hace unos días para estar al lado de su hermana Gloria Camila en el día de su cumpleaños.

comentarios7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 7

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

vil metal
A Favor
En Contra

Ortega dice que no entiende el comportamiento de la Carrasco. Pues está bastante claro; por dinero. Por el vil metal la parejita está descendiendo al fango, no les importa a quien j-dan, sean hijos o hermanos, tíos, Ortega,…

Puntuación 7
#1
Tony
A Favor
En Contra

No cabe mas rencor ni mas odio en la actitud de Rocio Carrasco. Sigue estando enferma. No es normal una venganza tan descarnada contra todos, incluidos sus hijos.

Puntuación 4
#2
io
A Favor
En Contra

Es curioso. Tantos años callada y os preguntabais por que. Anora que habla también os quejáis. No os entiendo.

Puntuación -6
#3
yosolita
A Favor
En Contra

Tranquilo maestro que usted es buena gente.

Puntuación 2
#4
Usuario validado en elEconomista.es
unaipo
A Favor
En Contra

Callada no ha estado nunca. Y el daño que esta haciendo le pasara factura

Puntuación 2
#5
callada
A Favor
En Contra

Ahora habla por el dinero que le pagan. Aunque a la vista del ridículo que está haciendo mejor callada.

Puntuación 2
#6
marta
A Favor
En Contra

La parejita no tiene miramientos. No respeta ni edad ni estado de salud. Todo vale para conseguir hacer caja, cuanto más mejor. No importa pisotear a quien le dicten los guionistas.

Puntuación 1
#7