Actualidad

Luis Miguel sale de la ruina económica gracias a su serie biográfica

Luis Miguel, al que en México apodan con admiración El Sol, ha liquidado sus cuantiosas deudas y goza ya de una situación económica estable, según ha podido saber Informalia. La gran estrella de la música latina, a punto de cumplir 52 años, arrastraba desde finales de los años 80 una preocupante crisis financiera con varios frentes abiertos, que parecía complicada de resolver.

Lea también: Acusan al padre de Luis Miguel de intentar asesinar a su esposa

El padre y mánager del artista, el español Luisito Rey, amasó una gran fortuna a costa de su hijo, dinero que ocultó en Suiza y distintos paraísos fiscales, al mismo tiempo que no pagaba los impuestos que debía tributar el cantante a lo largo de su exitosa carrera juvenil.

A la muerte del padre y con su madre, Marcela Basteri, misteriosamente desaparecida hasta el día de hoy, Luis Miguel tampoco supo gestionar sus asuntos financieros, quizá por falta de experiencia y malos consejos y contrajo cuantiosas deudas fiscales. En Miami, a causa de su patrimonio inmobiliario, generó una deuda de unos 140.000 dólares con el fisco de Estados Unidos y unos cuantos miles más con el estado de Guerrero, por sus propiedades en Acapulco.

Poco después incumplió el contrato firmado con su representante hasta 2014, William Brockhaus, un empresario texano. Como consecuencia, un tribunal de California embargó el Rolls Royce del artista, para satisfacer parte de una deuda de más de un millón de dólares. Luis Miguel acabó siendo arrestado por no presentarse a tres citas ante el juez y tuvo que pagar otro millón de dólares de fianza para salir en libertad.

Cuando parecía que se normalizaba su situación personal y económica, en 2015, Luis Miguel y Alejandro Fernández anunciaron una gira para actuar juntos por Centroamérica y Estados Unidos. Sin embargo, El Sol, que había cobrado una importante cantidad como anticipo, alegó problemas de salud y dejó plantado al rey de las rancheras. Fernández le pidió 6.5 millones de dólares por incumplimiento de contrato, más daños y perjuicios.

Al mismo tiempo, la firma discográfica Warner, con quien tenía compromisos adquiridos para grabar varios discos, le demandó por 3.650.000 dólares, por incumplimiento de contrato. Varias demandas más de ayudantes, empleados y gente cercana, situaron a Luis Miguel al borde de la ruina. Hasta que ocurrió el milagro. Y ese milagro ha sido la serie sobre su vida. Sólo con lo que percibió por la primera temporada, El Sol pagó sus deudas y encarriló su situación financiera.

En México se comentaba que había sido la ayuda de su amigo, el financiero y filántropo Carlos Bremer, una de las mayores fortunas de América Latina, a la altura de la de Carlos Slim, quien le había librado de la bancarrota.

Sin embargo el multimillonario azteca declaró esta semana en distintos medios: "Estoy con Luis Miguel a muerte, porque ha puesto México a nivel mundial. Estoy para lo que necesite, pero no le he dado nada económicamente, solo le indiqué cómo planificar una estrategia para recuperar su fortuna, la cual consistía en lanzar la serie biográfica, que finalmente ha sido un éxito. A mí me tocó hacer el plan para saber cómo revivir a este gran ídolo de México. También ofrecí financiar el proyecto, pero no fue necesario con el esquema que se hizo. Yo no lo salvé a él, yo le hice el plan para que él se salvara solo y ya le pagó a todo el mundo".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin