Actualidad

Isabel II, tras cancelar su agenda virtual: ¿cuál es el plan B de Buckingham si fuera necesario sustituirla?

El Reino Unido está pendiente de la recuperación de la Reina. Desde que dio positivo en un test Covid, el pasado 20 de febrero, sigue las recomendaciones de sus médicos. Aunque Buckingham anunció que Isabel II seguiría trabajando durante su cuarentena, ahora se confirma que su agenda telemática de este martes 22 queda cancelada. Este es el plan B del palacio si fuera necesario sustituirla por enfermedad.

El anuncio de su contagio llegó ese mismo día 20, mediante una nota oficial: "Su majestad tiene síntomas leves parecidos a los de un resfriado, pero espera continuar con tareas livianas en Windsor a largo de la semana. Continuará recibiendo atención médica y seguirá todas las pautas".

El estado de salud de la Reina inquieta dada su edad. Tiene 95 años y va a cumplir 96 en abril. Su buena evolución, supervisada por su equipo médico, añadida a la sintomatología leve que presenta, hace presagiar una pronta recuperación. De hecho, la prensa, la opinión pública y las redes sociales han elogiado y puesto en valor su fortaleza, valentía y sentido de la responsabilidad al anunciar que seguiría al mando de sus obligaciones desde su aislamiento en Windsor. Sin embargo, este martes 22 de febrero, el palacio ha anunciado que sus actos de la agenda telemática previstos para esta jornada se han cancelado: "Como Su Majestad todavía presenta síntomas leves similares a los de un resfriado, ha decidido no emprender sus compromisos virtuales planificados para hoy, pero continuará con tareas ligeras".

La prensa se cuestiona qué pasaría si el estado de salud de la soberana le impidiera retomar el trabajo por un tiempo. ¿Quién recogería su testigo? ¿Quién se pondría al mando de forma provisional? En la foto inferior, un acto de la Reina del pasado 17 de febrero, cuando reconoció por primera vez que se sentía frágil en sus movimientos al decir: "Como pueden ver, no me puedo mover".

¿Quiénes son los consejeros de Isabel II?

El plan B de Buckingham para sustituirla por enfermedad pasa por recurrir a sus consejeros. Los consejeros cumplen una función de sustitución que recae en su consorte y en los primeros descendientes en la línea al Trono. En su caso, tras el fallecimiento de Felipe de Edimburgo, su marido, contarían los siguientes en la sucesión. O sea, Carlos de Inglaterra y su hijo primogénito, el príncipe Guillermo. El príncipe Harry también contaría, sin embargo su decisión en firme, anunciada en 2020, de abandonar su puesto como miembro senior de la familia real le coloca en una posición muy comprometida. Los hijos de Guillermo, que van delante de su tío Harry en la línea sucesoria, no contarían en este movimiento de fichas, al tratarse de menores de edad.

Un caso aparte es el príncipe Andrés, que tampoco contaría. Andrés, tercer hijo de la Reina, fue apartado de toda función de representación oficial de la familia real por su conexión con el magnate pedófilo Jeffrey Epstein y su red de tráfico sexual de menores. La Reina le revocó todos sus títulos y honores militares, por la demanda de abusos sexuales que presentó contra él Virgina Giuffre.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin