Actualidad

Alec Baldwin podría "no haber apretado el gatillo" que mató a la directora de fotografía de 'Rust'

El pasado octubre hubo un incidente en el set de la película Rust. Alec Baldwin acabó con la vida de Halyna Hutchins, directora de fotografía del film, disparando una pistola que, según el mismo actor, habían dicho que estaba descargada. No era así. 

La familia de Halyna Hutchins presentó una demanda formal en contra de Alec Baldwin y los productores de la pelicula que se rodaba en Nuevo México. En una conferencia de prensa en Los Ángeles, Brian Parnish, abogado de la familia, dio a conocer la situación legal hecha a nombre de Matthew Hutchins, esposo de Halyna, y su hijo, Andros.

Lea también: Alec Baldwin entrega su teléfono a la policía que investiga el tiroteo en 'Rust'

El representante legal expresó que la "conducta imprudente y las medidas de reducción de costos" del y los productores, fueron las que "condujeron a la muerte de Halyna Hutchins". Parnish y su equipo mostraron un video en el que recrearon de manera animada los hechos de aquel día de octubre en el que, durante los ensayos de la película western, Alec disparó un arma de utilería que resultó letal cuando la bala alcanzó a Halyna. En el incidente también resultó herido el director Joel Souza, quien después de unas horas hospitalizado fue dado de alta.

Visiblemente abrumado por la situación, Baldwin ha hecho muy pocos comentarios al respecto, dejando todo en manos de los abogados, pero manteniendo una comunicación abierta con los familiares de la mujer que llegó a considerar su amiga. En una de sus declaraciones, aseguró que él no disparó el arma, sino que los tiros salieron mientras la manipulaba en los ensayos, pero sin apretar el gatillo.

Un experimento informal, llevado a cabo por la principal fiscal del caso, habría descubierto que la afirmación de Alec Baldwin, de que no apretó el gatillo, no es tan descabellada como podría parecer. "Uno de los investigadores de mi oficina tiene un revólver muy antiguo y lo trajo, a petición mía, para que pudiéramos verlo y ver si era posible", dijo la fiscal Carmack-Altwies a Vanity Fair.

La fiscal despejó una habitación de su oficina, se aseguró de que el arma estaba vacía e intentó recrear las acciones de Baldwin que condujeron al mortal tiroteo. "Puedes tirar del martillo hacia atrás sin apretar realmente el gatillo y sin bloquearlo. Así que lo tiras hacia atrás en parte, no se bloquea, y luego si lo sueltas, el percutor puede golpear el cebador de la bala", aseguró al medio, por lo que la investigación sigue en curso.

El abogado de Baldwin, Aaron Dyer, emitió un comunicado diciendo que "cualquier afirmación de que Alec fue imprudente es totalmente falsa". Dyer afirmó que tanto Baldwin como Hutchins confiaron en los miembros del equipo encargados de revisar las armas y que se les dijo que el arma de fuego estaba "fría", es decir, que no estaba cargada con ningún cartucho en el momento del disparo.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments