Actualidad

Sergio Hernández, el ex marido de Díaz Ayuso investigado en Génova: sabemos quién es y a qué se dedica

El hermano de la presidenta de la Comunidad no ha sido la única persona cercana a Isabel Díaz Ayuso que el PP ha investigado en los últimos meses. Su ex marido también estuvo en el punto de mira de Génova: se llama Sergio Hernández-Torre y dirige dos empresas relacionadas con la organización de eventos, Durbanity y Flamenco Golf.

Díaz Ayuso y Hernández-Torre estuvieron juntos más de diez años, cuatro de ellos casados. Se dieron el "sí, quiero" en 2008, cuando Isabel formaba parte del equipo de Esperanza Aguirre y se responsabilizó de las redes sociales bajo el mando de Lucía Figar, secretaria de comunicación del partido. En este periodo, Isabel perteneció a Madrid Network, una de las entidades más opacas de Aguirre, en la que cobraba un neto de 4.219 euros. Aquí se fecha también una de las grandes polémicas de Ayuso: el préstamo de 400.000 euros de Avalmadrid a su padre, concedido en 2011.

Lea también: ¿Ayuso espiada como Cristina Cifuentes? Atacan donde más duele, a su hermano, al que tanto quiere

De Sergio Hernández-Torre se sabe poco. Proviene de una familia de buena posición en Almería y estudió en el Colegio Santa María del Pilar, una gran comunidad católica dirigida por los Marianistas, donde a día de hoy conserva importantes amistades y por el que han pasado personalidades tan importantes como Rubalcaba, Aznar, Villar Mir, Juan Abelló o los Gómez Acebo. Sergio es un apasionado del golf, deporte que practica y al que se dedica profesionalmente a través de varias empresas: Durbanity (alquiler de material y decoración para eventos, que creó su madre y que él dirige ahora junto a su hermana) y Flamenco Golf (venta de material y organización de torneos particulares y para empresas). Fue director deportivo del campo de El Encín, en Alcalá de Henares, y actualmente reside en Cádiz. Su boda con Ayuso fue prácticamente secreta: ningún político del PP acudió.

Otro 'ex' en el punto de mira

Sergio no ha sido la única pareja de Ayuso investigada. También Jairo Alonso, el peluquero con el que salió entre 2016 y 2020. Se conocieron siendo niños y empezaron su relación tras haberse reencontrado en Sotillo de la Adrada, el municipio de Ávila donde nació el padre de Ayuso. Aquí precisamente, en un local llamado Amigos de Paparazzi, Ayuso y su hermano se reunieron en varias ocasiones con Daniel Alcázar, amigo de la infancia y responsable de Priviet Sportive SL, la empresa de mascarillas que contrató la Comunidad de Madrid en plena ola de Covid y a la que pagó 1.512.500 euros.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha denunciado este jueves una trama de confabulación en su contra y ha señalado a Pablo Casado y a su entorno en el PP de querer desprestigiarla personal y políticamente. "Es lo peor que se puede esperar de los políticos, nunca pensé que actuaran de manera tan cruel. Es muy duro que sean los dirigentes de tu partido los que te quieren destruir", ha dicho en rueda de prensa. Ha asegurado que existe un dossier y pide que se depuren responsabilidades.

Teodoro García Egea, secretario del PP, ha respondido indignado: "Nunca pude imaginar esta reacción. Quiero desmentir de forma tajante un espionaje. Ha vertido acusaciones gravísimas, casi delictivas, contra el presidente y el partido". Le han abierto un expediente y la guerra ha comenzado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud
FacebookTwitterlinkedin