Actualidad

El último regalo de Manolo Santana a su hija Alba: pidió a su mujer que retirara la demanda contra Mila Ximénez

El mítico tenista falleció el pasado 11 de diciembre a los 83 años. La relación con su hija atravesaba un pronunciado distanciamiento, en buena parte por diferencias con su viuda, Claudia Rodríguez, que tenía pendiente una demanda con Mila Ximénez, madre de Alba Santana, fallecida apenas cinco meses antes.

A pesar de dicho distanciamiento, Manolo Santana trató de cuidar y proteger a su hija hasta el día de su muerte y por ello, pidió a su mujer que retirara los cargos contra Mila Ximénez, según Ya es mediodía, pues Alba, como hija única de la que fue una de las tertulianas más queridas de Sálvame, había heredado la batalla judicial.

Lea también - Esta es la herencia que deja Manolo Santana: su viuda Claudia es la principal beneficiada

No es lo único que heredó de su madre. La periodista no tenía propiedades a su nombre y vivía de alquiler cerca del estadio Santiago Bernabéu, en Madrid, pero sí contaba con tres millones de euros en metálico que dejó a su hija.

Santana, sin embargo, no dejó nada para Alba, salvo el favor de haber intercedido con Claudia y haber conseguido que la colombiana la liberara de las responsabilidades jurídicas de su madre. Tampoco al resto de sus hijos, pues Manolo era padre de Beatriz, Manolo y Borja, fruto de su matrimonio con Fernanda Dopeso; y a Bárbara, con la azafata de vuelo Bárbara Oltra. El legado de Santana irá, en exclusiva, para su viuda.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin