Actualidad

¿Ayuso espiada como Cristina Cifuentes? Atacan donde más duele, a su hermano, al que tanto quiere

El supuesto espionaje al hermano de la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayusodesde una empresa del Ayuntamiento de Madrid, recuerda a otras guerras internas del PP madrileño, algunas de las cuales acabaron en escándalos tan sonados como la difusión del vídeo de Cristina Cifuentes llevándose unas cremas baratas, sin pagarlas, y que acabó con la carrera política de otra presidenta de la Comunidad de Madrid que podía haber hecho sombra a los dirigentes de Génova.

Recordemos que no fue el asunto del famoso máster lo que fulminó a la antecesora de Ayuso sino el asunto del hurto. Aquello la dejó fuera de la pugna por la sucesión de Rajoy, por la que compitieron María Dolores de Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría y el propio Pablo Casado.

"Hacerle daño"

Esta noticia, en la que Ayuso aparece como víctima, ha reabierto la guerra interna que mantienen entre la Dirección Nacional del PP y el equipo de la presidenta. Y golpea en lo que más quiere Ayuso a nivel personal: su hermano, el padre de sus querido sobrinos, que para ella son casi como los hijos que no tiene. "Van a hacerle daño", es evidente, nos dice una diputada autonómica. 

El pasado mes de diciembre ya fue avisada la presidenta madrileña de que una agencia de detectives había recibido el encargo en nombre de la Empresa Municipal de la Vivienda del Consistorio de investigar a su hermano para intentar acreditar el posible cobro de comisiones a cambio de contratos públicos, según ha publicado El Mundo.

Lea también: Miguel Angel Rodríguez se queda con Ayuso y rechaza la oferta de Florentino Pérez: no trabajará para el Real Madrid

Buscaban un extracto de cuenta bancaria del hermano de Ayuso y la declaración de proveedores ante la Agencia Tributaria de la empresa Priviet Sportive SL a la que la Comunidad había otorgado en plena pandemia un contrato de 1,5 millones para la compra de mascarillas. Querían saber si esta compañía le había abonado alguna cantidad. La CAM había pagado 250.000 mascarillas a unos 6 euros cada una a un amigo de la infancia de la presidenta y su hermano, de Sotillo de la Adrada. Algunos medios publicaron que se hizo el contrato sin publicidad.

Lea también: Bertín Osborne, contra Pablo Iglesias (y CIA) para defender a Ayuso: "Me parece impresentable y miserable que intenten hundirla"

A raíz de esto, el Ayuntamiento de Madrid que dirige José Luis Martínez-Almeida decidió abrir una investigación interna para la que ha interrogado durante las últimas semanas a funcionarios. La conclusión alcanzada hasta ahora es que no se produjo este encargo.

Otra información explica que han sido altos cargos del PP próximos a la Dirección Nacional quienes han contactado con los detectives privados para encargar dicha investigación. Ante estas informaciones, difundidas por El Confidencial, el Partido Popular desmiente la supuesta investigación sobre los contratos sanitarios adjudicados por la Comunidad de Madrid y dicen que tomarán las medidas judiciales oportunas ante lo que califican de "falsedades".

Lea también: Juan y Damián, los compañeros de clase de Ayuso que triunfan como Trancas y Barrancas en 'El Hormiguero'

Pero al mismo tiempo, el enemigo declarado de Ayuso y sobre todo de su asesor, Miguel Ángel Rodríguez, es decir, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha anulado un desayuno informativo que tenía previsto en Alicante este jueves. Cuca Gamarra también ha suspendido cualquier acto público. Suena a que, si no se están escondiendo, están ganando tiempo.

El otro Díaz Ayuso

El gran perjudicado, al que los presuntos espías dirigen sus dardos, es Tomás Díaz Ayuso, único hermano de la presidenta de Madrid, tres años mayor que ella, y su gran enganche familiar, confidente y mucho más. De hecho, los hijos de Tomás Díaz Ayuso son "los seres que más quiere en esta vida la presidenta", nos dice una colaboradora que la conoce bien.

Aunque ella decidió irse de casa muy joven, Isabel Díaz Ayuso y su hermano fueron piña cuando Leonardo, su padre, tuvo problemas de salud y económicos, tal y como la presidenta ha explicado en entrevistas.  "Yo siempre he sido muy familiar, me encantan los niños y se me dan muy bien. He perdido mucho tiempo pero me lo tengo que plantear. Lo que pasa es que, ahora mismo, con las responsabilidades que tengo... Si finalmente no los tengo, me dedicaré a mis tres sobrinos, que son como mis hijos", le dijo a María Teresa Campos en un autobús que recorría Madrid.

Tomás Díaz Ayuso tiene un varón adolescente, de 17 años, al que se ha referido la presidenta: "Yo tengo un sobrino de 15 años (los que tenía entonces) y no quiero pensar que se mete en un follón con otra chica y en un juzgado está en indefensión por ser hombre", dijo en Onda Cero en 2019. 

El joven es fruto de una primera relación de Tomás, que se separó. De su nueva mujer nacieron las dos sobrinas pequeñas de Ayuso, una de las cuales llama "presidenta" a su tía, según confesó ella a Bertín Osborne.

Lea también: Isabel Díaz Ayuso le cierra la boca a Jorge Javier Vázquez tras sus críticas a Madrid: La izquierda se va al abismo

El novio, amigo del hermano

Fue el hermano de Isabel Díaz Ayuso quien le presentó a su novio sanitario, Alberto González, con quien la presidenta de la CAM lleva al menos un año de relación. El supuesto beneficiario del contrato de mascarillas objeto de la presunta investigación o espionaje del PP es amigo de los dos hermanos, compañero de juegos de ambos en los veranos de Sotillo de la Adrada.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud