Actualidad

Linda Evangelista reaparece con la cara desfigurada: "No soporto mirarme al espejo"

Fue una de las top más populares de los años 90 y desde hace unos meses vive un auténtico infierno. La modelo canadiense, de 56 años, se sometió a un tratamiento estético que le deformó el rostro. Este miércoles, ha reaparecido en la portada de People para relatar su calvario: "No soy capaz de mirarme al espejo".

Lea también: Qué es PAH, la complicación estética que ha sufrido Linda Evangelista y que le ha dejado irreconocible

Linda Evangelista explicó el pasado mes de septiembre que había recurrió a la empresa CoolSculpting para rejuvenecer el rostro. Sin embargo, a los tres meses comenzaron a salirle bultos de grasa por todo el cuerpo: barbilla, muslos, pecho... "Pensé que estaba haciendo algo mal e intenté arreglarlo dejando de comer. Creía que me estaba volviendo loca".

En junio de 2016, le fue diagnosticada hiperplasia adiposa paradójica como consecuencia de la criolipólisis que le habían aplicado. Demandó a Zeltiq Aesthetics Inc, la empresa matriz de CoolSculpting, a la que pidió 50 millones de dólares en daños y perjuicios, y se sometió a dos liposucciones de cuerpo entero que le obligaron a usar fajas, una correa para la barbilla y prendas de compresión durante varias semanas.

Ha pasado meses encerrada en casa, pero ahora quiere pasar página y seguir adelante: "Me encantaba desfilar, estar en la pasarela, y ahora me da miedo cruzarme con algún conocido. Ya no puedo vivir así, escondida y avergonzada. No podía vivir con este dolor por más tiempo".

La top hizo pública su desgracia hace ya cinco meses a través de las redes sociales: "Hoy he dado un gran paso para corregir un error que he sufrido y que me he guardado durante más de cinco años. A mis seguidores que se han preguntado por qué no he estado trabajando mientras las carreras de mis compañeras han sido prósperas, la razón es que fui desfigurada brutalmente".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin