Actualidad

Djokovic el antivacunas perderá el Nº1 y varios Grand Slam: "Es un precio que estoy dispuesto a pagar"

El tenista serbio, lejos de mantener una postura conciliadora, regresa con su campaña antivacunas. En una entrevista a la BBC, explica su versión de aquellos once días de batalla judicial en el país oceánico.

Djokovic habla por primera vez ante los micrófonos de la BBC, después de haber sido deportado de Australia por una orden judicial porque su presencia suponía "una amenaza para la salud pública".

El serbio, en medio de una polémica por estar sin vacunar y por haber incumplido los requisitos de entrada al país, no pudo competir en el Abierto. Además, afrontó una batalla judicial de 11 días, que acabó con la retirada de su visado y su salida del país. El propio ministro de inmigración, Alex Hawke, tuvo que intervenir personalmente para cancelar su visado.

El tenista ha negado que fuera deportado de Australia "por no estar vacunado o por un error en su visado". Y ha explicado que el motivo de su expulsión del país se debió al ministro de Inmigración, que le canceló la visa por temor "a que pudiera crear un sentimiento antivacunas en el país". Una opinión que ha zanjado con un "estoy en desacuerdo".

Durante la entrevista, le han preguntado si estaba dispuesto a renunciar a las próximas competiciones, como Wimbledon y el Abierto de Francia, en el caso de que le obligaran a vacunarse. Sin dudarlo ha dicho: "Sí, es un precio que estoy dispuesto a pagar". Y ha añadido: "Nunca he estado en contra de la vacunación, pero apoyo la libertad de decidir lo que te pones en el cuerpo... Mi cuerpo es más importante que cualquier título".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments