Actualidad

José María Aznar 'hijo' pierde su paraíso extremeño por decisión del Supremo (y no es el único)

Malas noticias para los propietarios de Marina Isla de Valdecañas, un complejo residencial ubicado en Extremadura por el que ecologistas y constructores llevan años litigando. Este miércoles, el Tribunal Supremo ha fallado a favor de los primeros, que solicitaban el derribo del complejo al tratarse de un espacio incluido en la Red Natura 2000 y declarado Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA). Entre los damnificados, algunos tan conocidos como José María Aznar Botella, Beltrán Gómez-Acebo o Carlos Baute.

Tanto el hijo del ex presidente del gobierno como el sobrino del rey Juan Carlos compraron propiedades cuando comenzó la construcción del complejo, en 2005. Ubicado entre los municipios de El Gordo y Berrocalejo, lo conforman 180 villas de lujo con un coste medio de 550.000 euros y acceso al puerto deportivo, carril bici, sendas peatonales, iglesia, bares, tiendas y supermercados. Cuenta, además, con campo de golf, club social, instalaciones deportivas y un pantano navegable, además de una playa artificial con chiringuito, piscinas y un hotel de cuatro estrellas con 80 habitaciones dobles.

José María Aznar lo utiliza como casa vacacional, que visita varias veces al año con su mujer, Mónica Abascal, y sus tres hijos. Aquí se alejan del ruido y disfrutan de la naturaleza, pues su vivienda está ubicada en un terreno de 800 metros cuadrados.

Entre sus vecinos, Carlos Baute o Beltrán Gómez-Acebo. Las casas del cantante y del hijo de la fallecida infanta Pilar son similares al resto, pues todas respetan un mismo patrón: una sola planta, cinco habitaciones y cuatro cuartos de baño, además de un porche con magníficas vistas al embalse. Beltrán celebró aquí su despedida de soltero en 2016, antes de contraer matrimonio con Andrea Pascual.

En 2020, el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ordenó derribar la parte inacabada del complejo pero respetar lo que ya estaba vendido y habitado. Representantes de seis colectivos conservacionistas (Ecologistas en Acción, Adenex, Greenpeace, WWF, SEO/Birdlife y Amigos de la Tierra) recurrieron al Supremo y este miércoles les han dado la razón. La conocida como 'isla de los millonarios' o la 'Marbella de Extremadura' será derribada en su totalidad, una acción que costará 34 millones de euros, a los que habría que sumar otros 215 en indemnizaciones. 

comentariosicon-menu6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

No lo creo.
A Favor
En Contra

Filas interminables de adosados para millonarios ? no lo creo, señuelo para vender a arribistas de medio pelo y forrarse a su costa; estos Aznar son unos vivos todos ellos.

Puntuación 5
#1
A Favor
En Contra

Pena, ninguna..... Al menos que aprendan a "respetar" los espacios naturales.

Puntuación 5
#2
yomismo
A Favor
En Contra

Por lo que sé, la administración autonómica tendrá que hacerse cargo de las indemnizaciones a los propietarios (unos 145 millones de euros) y pagar las obras de demolición, puesto que la responsabilidad recae en quien califico el terreno como urbanizable sin serlo, ya que al parecer forma parte de un parque natural especialmente protegido.

Por tanto, los millonarios quedaran indemnes , los perjudicados somos los que pagamos impuestos.

Puntuación 26
#3
VIO
A Favor
En Contra

Esta sentencia es un desatino. En Extremadura faltan empresarios de todo tipo. El turismo es un inmejorable motor de desarrollo y quizás el único para esa zona en concreto. Ahora, ¿Quién va a invertir por aquellos pagos? A los vecinos de los alrededores les queda la miseria o la emigración. Es evidente que estos grupos ultra ecologistas están formados mayoritariamente por funcionarios o pensionistas que viven del estado. Si tuviesen que trabajar para ganarse la vida lo verían de otro modo. Además, inmediatamente se pondrán a quejarse proponiendo que para luchar contra la España vaciada hay que empujar a los jóvenes para que se muden al campo a plantar rábanos. En fin, otro disparate. Vota: sobran funcionarios.

Puntuación 6
#4
Jesusitodemivida
A Favor
En Contra

Destruir es lo único que sabe hacer la izquierda. En este caso con la excusa del medioambiente. Seguro que les importan mucho las aves.

Puntuación -3
#5
Mangantes
A Favor
En Contra

Debería estar en la cárcel por traer a todos esos fondos buitre del ladrillo a España.

Esos fondos a los que la Botella prácticamente les regaló miles de viviendas de protección oficial construidas con dinero público.

Puntuación 6
#6