Actualidad

Tamara Falcó y Esther Doña: las claves del reparto de la herencia del marqués

La hija de Isabel Preyler se ha aliado con su hermano Manuel para comprar a la viuda del fallecido marqués el usufructo de un tercio de todos los inmuebles del aristócrata. Se pone fin a la 'guerra fría' que mantenían por su herencia.

El marqués de Griñón murió en marzo de 2020, a los 83 años, a causa del covid. El reparto de la herencia se resuelve ahora tras un acuerdo entre la viuda de Carlos, Esther Doña, y dos de los cinco hijos de este, Tamara y Manuel Falcó. La hija de Isabel Preyler y su hermano mayor han comprado a la viuda del marqués el usufructo de un tercio de todas las propiedades del difunto.

El inmueble que mantenía ligadas a ambas partes era el Palacio de El Rincón, en Aldea del Fresno, a unos 50 kilómetros de Madrid. Una impresionante finca, escenario de la boda de Carlos y Esther en 2017, que han adquirido Tamara y Manuel después de haber comprado su parte a Doña y a sus otros hermanos. Aunque no se conoce la cantidad, sí se ha publicado que años atrás, en 2012, Carlos Falcó solicitó una hipoteca y un tasador fijó su precio en cinco millones de euros. La marquesa y su hermano mayor tienen planes de seguir gestionando empresarialmente esa propiedad. 

Se cierra así un pacto después de dos años, desde el fallecimiento del marqués. Tamara lanzaba unas palabras conciliadoras hacia Doña, quien fuera la cuarta esposa de Falcó: "Con Esther se ha llegado a un acuerdo y todos contentos. Esther se ha portado fenomenal", publicaba El Mundo.

Un acuerdo que pone fin a un enfriamiento entre ambas partes. De hecho, Doña, novia del juez Santiago Pedraz, confirmó en 2020 la no relación con la familia Falcó.

El Rincón es una imponente propiedad de 1892 de 30 habitaciones, que alberga una ermita del siglo XIII. Es tan cotizada para la celebración de bodas, que Julio José Iglesias y Charisse Verhaert se casaron en esos jardines en 2012.

Además, Xandra Falcó, marquesa de Mirabel, es la nueva propietaria de una parte del palacio de Mirabel, en Plasencia, según recoge la revista.

Esther, autora de La vida de un gran hombre a través de mis ojos, vive un momento de amor en su noviazgo con el juez Pedraz. El pasado 24 de enero los dos celebraron sus primeros seis meses de relación. "Medio año juntos, mi amor. ¡Y toda la vida por disfrutar! Te quiero mucho", escribió ella en sus redes sociales.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin