Actualidad

Melinda anuncia que no donará más dinero a la Fundación Gates

La esposa de Bill Gates, cofundadora de una de las fundaciones benéficas más importantes del mundo, ha hecho pública una declaración de intenciones: seguir repartiendo su fortuna entre los más necesitados al margen de la ONG que levantó con su ya ex marido. "Reconozco lo absurdo de que tanta riqueza se concentre en las manos de una sola persona, y creo que lo único responsable que se puede hacer con una fortuna de este tamaño es regalarla, de la manera más cuidadosa y con el mayor impacto posible", ha dicho Melinda.

Se divorciaron el pasado mes de mayo tras 27 años de matrimonio y a pesar de afirmar que su compromiso con la fundación seguiría intacto, Melinda ha decidido limitar su aportación tras una profunda reflexión: "Cuando cofundé Giving Pledge, me comprometí a donar en vida la mayoría de mis recursos. Hoy reafirmo ese compromiso. El objetivo final de cualquier filántropo debería ser dejar obsoleta la necesidad de la filantropía".

En el comunicado enviado este viernes, Melinda asegura que continuará realizando donaciones a otros proyectos con impacto: "Seguirán enfocándose en las personas para quienes las barreras para alcanzar la igualdad son más altas". Y añade: "Es importante reconocer que regalar dinero que tu familia nunca necesitará no es un acto especialmente noble. El listón real para la generosidad lo establecen las personas que dan incluso cuando eso significa prescindir de lo que tienen. Por eso, como parte de este compromiso, me comprometo a hacer algo más que firmar cheques. También dedico mi tiempo, energía y esfuerzos a combatir la pobreza y a promover la igualdad para mujeres y niñas, así como para diversos grupos marginados, en Estados Unidos y en todo el mundo".

Lea también - La Fundación de Bill y Melinda Gates tiembla tras su divorcio: un extra de 15.000 millones de dólares y una nueva junta

La noticia llega apenas unos días después de que se anunciaran modificaciones en la administración de la Fundación Gates, que incorpora a Strive Masiyiwa, el multimillonario de Zimbabue y enviado pro-vacunas de la Unión Africana; Minouche Shafik, directora de la London School of Economics; y Tom Tierney, cofundador de The Bridgespan Group, consultor de algunas de las mayores empresas del mundo. "Tener a unos divorciados en la junta no es la mejor idea, aunque estén trabajando bien juntos", aseguró entonces el director ejecutivo Suzman.

Los Gates crearon su fundación en 2020 con una dotación de 50.000 millones de dólares para financiar proyectos educativos o ecologistas, entre otros. La pandemia por Covid sumió al planeta en una profunda crisis y tanto Bill como Melinda aportaron un extra de 15.000 millones, destinados a repartir vacunas, pruebas y tratamiento contra el coronavirus.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin