Actualidad

Kiko Rivera, sobre Isa Pantoja: "Estaba en el cuarto de baño intentando cortarse las venas"

Kiko Rivera ha vuelto a vender a su familia en una nueva exclusiva en la que carga especialmente contra Isa Pantoja: "No la considero mi hermana", ha dicho. El DJ ha entrado en más detalles sobre el conflicto familiar y ha sorprendido al desvelar que la joven intentó quitarse la vida hace alrededor de una década.

"Una noche, me llama mi madre desesperada. Que no puede más con la niñita. Cuando llego a Cantora desde Sevilla, que fue poco después de haber nacido mi primer hijo [Francisco nació en noviembre de 2012], mi hermana estaba en el cuarto de baño intentando cortarse las venas", ha confesado en Lecturas

Kiko ha relatado que acudió hasta la finca para evitar males mayores: "El que la cogió y le quitó lo que tenía en la mano fui yo. Y, acto seguido, bajo y veo cómo mi madre, como loca, le fue a dar una torta, como harían muchas madres con sus hijos del susto". 

Lea también - Isa Pantoja contesta a Kiko Rivera y le da donde más le duele: "Se cree Daddy Yankee con sus cosas de la música"

Según él, esta fue la reacción de Isa: "Y mi hermana le dijo: '¡Como me toques, te denuncio!'. Y quien le dio el tortazo fui yo. Le dije: 'Si tienes cojones, demándame a mí ahora'. Ella se fue para el cuarto". 

Su tío Agustín Pantoja también intervino: "Y para que veas que no miento, el que me agarró y me dijo: 'Deja a la niña, que no ha hecho nada' fue mi tío Agustín. Ese mismo que dice mi hermana que la ha tratado mal. El que fue a su cuarto a tranquilizarla fue él". 

¿Su madre también lo ha intentado?

En este sentido, ha asegurado que también ha vivido momentos preocupantes con su madre, aunque no tan angustiosos: "He vivido cosas así con mi madre, pero se quedaban en simples palabras. No utilizaba la palabra 'suicidio', me decía: 'No aguanto más. Me voy a quitar la vida. Me voy a quitar de en medio'. Esa cantinela mi madre la repetía. Yo intentaba quitarle de la cabeza eso". 

No obstante, nunca se ha llegado a tomar sus palabras enserio: "También se lo habrá comentado a algún otro para desahogarse. Esperemos que nunca pase". 

En este sentido, ha explicado que acudiría a su rescate si la situación llegara a niveles extremos: "Si me llamara y dijera: 'Tengo una pistola en la cabeza y me voy a pegar un tiro si no vienes...', tendría que ir, pero porque se oigan voces por ahí, pues... no. También he estado yo ingresado en el hospital y no ha venido nadie". 

Su relación con Isabel sigue igual de tensa

La guerra entre la folclórica y su pequeño del alma se desencadenó en 2020 cuando él comenzó a hablar mal de ella en los platós de televisión y en las revistas, haciendo su particular agosto. Acercaron posturas en octubre del año pasado, a raíz de la muerte de la madre de Isabel, aunque todo cayó en saco roto.

"Todo lo que tiene que ver con mi madre me perjudica. Para mí es como si no existiese. No cuento con mi madre para nada. No es fácil, muchas veces la echo de menos", ha añadido.

Al mismo tiempo, ha señalado que las cosas no se han solucionado a raíz de la muerte de doña Ana y el encuentro que tuvieron en Cantora madre e hijo: "Quizás ella se debería sentir culpable por el daño que me ha hecho. Intenté arreglarlo con ella y recibí una mala contestación (...) Veía el final feliz. Pero duró cuatro días. Llamaba yo para que hablara con sus nietas".

Lea también - Kiko Rivera le pide a "la señorita" de su hermana que deje de dar por culo: "Mi familia son mi mujer y mis hijos"

Así las cosas, las conversaciones entre los dos no llegaron a buen puerto. La última fue por teléfono: "Le dije: 'Mamá, ya no me puedes engañar. Cuéntame las razones y quizá las entienda'. Pero su respuesta fue: 'No tengo nada de qué hablar'. No me gustó, pero le dije: 'Vamos a olvidar nuestro problema, tienes muchos más que el mío ahora. Y si puedo ayudarte en algo económicamente...".

Ella rechazó su ayuda: "Me dijo que lo tenía todo controlado. Ahí fue cuando dije: "Joder, mamá, tienes posibilidad de entrar en la cárcel porque tu hermano ha hecho las cosas mal'. Ahí, según él, quedó todo: "Me oía. No recibí contestación. Colgó".

Kiko Rivera sigue engordando su bolsillo a costa de dejar por los suelos a su hermana y a su madre en las revistas del cuore. Es el camino más fácil, especialmente teniendo en cuenta que el sello discográfico Universal, presidido en España por el marido de Eugenia Martínez de Irujo, Narcís Rebollo, ha roto recientemente su contrato con él. La compañía se ha cansado del circo familiar que ha montado en los últimos tiempos. No es para menos...

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud