Actualidad

Anabel Pantoja anuncia su divorcio: "La decisión la he tomado yo y no existen terceras personas"

A este matrimonio se le ha acabado el amor. Por lo menos, a ella. "He sido dicho yo quien ha tomado la decisión", ha dicho Anabel sobre su ruptura con su marido, Omar Sánchez. Otra de sus perlas, defendiendo su boda, ha sido: "Para nada fue un paripé".

Al más puro estilo Sálvame, con una recreación de la playa de isla Graciosa donde Anabel se casó con Omar, la influencer se ha sentado para confirmar lo que era un secreto a voces: su separación con el monitor de surf. Han durado juntos cuatro meses de matrimonio y cuatro años de noviazgo. Ahora se dicen adiós. La sobrina de Isabel Pantoja lo reconocía así: "Para mí ha sido un shock. Llevo aquí dos semanas (en el programa de Telecinco) y he sido una coraza. Nadie se ha dado cuenta".

"He sido dicho yo quien ha tomado la decisión". Así verbalizaba la prima de Kiko Rivera su separación. "Él está mal... y yo vivo mío." Un poco nerviosa por el 'momento confesión', cayó en la contradicción al deslizar con tibieza: "No voy a decir quién lo está pasando... pero, obviamente, él."

Anabel intentó mantenerse fría, pero se quebró: "Lo que quiero dejar claro es que yo vengo a contar lo que me ha pasado, no vengo a defenderme sino a contar mis sentimientos". "No llores", le decían Terelu y María Patiño.

La pregunta del millón llegó: "¿Existe una tercera persona?" Y Anabel lo zanjó con un "no, por parte de ninguno de los dos". Quiso mostrarse conciliadora: "Creo que los dos podemos tener amigos, que sean solteros...". Y se justificó diciendo que "una pareja, después de cuatro años, se puede desgastar".

Ante la posible crisis ya desde antes de que se casaran, Anabel defendió su enlace a capa y espada: "Para nada mi boda fue un paripé. Para mí, Omar fue el paso para seguir adelante".

En cuanto a su temor por si Omar se decide a hablar, la sobrina de Isabel ha dicho que no: "Yo todo lo que hable de él es bueno; y lo que él hable de mí... está en su derecho. No tengo ningún miedo". Negó en rotundo que intentara que el surfista no se metiera en la rueda del famoseo de la tele: "El quiso ir a isla y fue a la isla (Supervivientes)".

El programa también ha mostrado un vídeo de Omar Sánchez, en el que se mostraba tranquilo y sonriente. "No voy a decir nada. ¿Una tercera persona? Ni idea, no sé. Tengo la conciencia tranquila".

Supervivientes, el punto de inflexión

La tertuliana de Mediaset ha señalado la participación de Omar en el reality de supervivencia como un punto de inflexión en su relación: "Cuando él volvió, la relación estaba muy dormida y yo necesitaba que se moviera todo. Él llegó con nuevas amistades y con nuevos proyectos profesionales". A partir de ahí, no pudieron remontar: "No llegamos bien a la boda, yo estaba a un 60%. Él no lo notó porque yo me excusaba. No se lo dije a nadie".

"Después de la boda me pasó algo muy personal que me marcó", ha desvelado sin querer entrar en detalles. Además, su agenda se llenó de proyectos, se quedaron sin luna de miel y a ella se le vino todo encima: "Él estaba muy tranquilo y muy relajado y yo me distancié. Lo hablamos, intentamos arreglarlo. Hablamos de por qué ya no nos abrazábamos casi, siempre estábamos mirando el móvil, él no salía conmigo a cumpleaños y otros actos... Yo detectaba señales de aburrimiento, teníamos mundos y proyectos distintos". Y ha añadido: "Él ha luchado mucho pero creo que también se ha cansado de tratar de entenderme. A él no le gusta mi mundo". 

Anabel quiere muchísimo a Omar: "No quiero que le roce el aire, lo adoro y nadie hablará mal de él delante mía". Pasaron las Navidades separados, como un tiempo de reflexión, y cuando este tiempo terminó, ella sintió que no quería volver a Canarias: "Le dije que no era un tiempo, que yo no me sentía igual. Me preguntó si había una tercera persona, le dije que no. Él me pidió que me lo replanteara pero yo no podía engañarlo". 

Emocionada, ha dicho: "No olvido todo lo que él ha hecho por mí, me he sentido querida, amada, deseada, admirada... Y yo se lo agradecí el día de la boda. Pero a mí se me fue el amor". Asegura que entre ellos hay amor y mucho respeto: "Yo no quiero dejar de verle, tenemos amigos en común y él es una gran persona que a pesar de tener roto el corazón, me quiere. Él necesita ahora digerirlo, necesita un tiempo".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud