Actualidad

Enrique Ponce lleva a Ana Soria al McDonald's: planes sencillos y buen rollo con Paloma Cuevas

No todo el mundo sabe que Enrique Ponce y Ana Soria estaban estos días celebrando su segundo aniversario como novios. La noticia del romance entre el torero y la estudiante a la que duplica en edad no comenzó en los albores del verano de 2020, cuando salió a la luz. 

Antes incluso del confinamiento por la pandemia, el diestro valenciano y la almeriense habían probado las mieles del amor, viajado juntos por México y el valenciano hasta había se había asesorado sobre las posibilidades a seguir ante el divorcio de Paloma Cuevas, de la que pensaba separarse como mínimo en febrero de 2020. La firma del documento tardaría en llegar, puesto que los desacuerdos no se arreglaron hasta el verano pasado, aunque al menos evitaron ir a juicio, tal y como había adelantado mucho antes Informalia. Además, Paloma Cuevas se quedóa con la custodia de sus hijas aunque Enrique Ponce puede verlas siempre que quiera.

Lea también: Paloma Cuevas disfruta de su amistad con un médico, alto directivo de una conocida aseguradora sanitaria

Cuando en febrero de 2020 llamamos desde este digital a Paloma Cuevas le comunicamos que "una mujer joven y rubia" había estado con su marido en México, y que además Ponce había estado en comunicación con ciertos abogados preguntando por cómo divorciarse y cómo quedaría todo si finalmente tomaba esa decisión. Ella negó lo de los abogados y dijo que su marido y ella estaban "perfectamente". Por aquel entonces no sabía lo que iba a hacer con su vida sentimental ni si la decisión de su marido era definitiva. Pero conocía la existencia de Ana Soria. El 27 de febrero llamamos a Paloma Cuevas y le preguntamos si se estaba divorciando o si estaba bien con Enrique. "Si pasa algo desde luego yo no se nada", nos contestó. "Este fin de semana viene gente a la finca y tenemos una capea todos, te lo puedo asegurar", remataba la hija de Victoriano Cuevas (Victoriano Valencia). Insistimos entonces en que las fuentes que nos informaban eran buenas y daban detalles concretos de que el diestro valenciano había estado visitando asesores legales durante su estancia en México. "Se lo preguntaré porque yo de verdad que estoy bien y no tengo ni idea de que eso sea cierta", dijo. 

Paloma Cuevas cumplió e incluso nos explicó que no había nada, que estaban bien, y que "si hay algo yo no tengo ni idea, desde ahora te lo digo". Y la creímos, porque seguramente ella decía la verdad; es decir, no sabía que el rejón de su marido estaba siendo preparado ya desde despachos de juristas especializados. Otra cosa es la versión que se ha dado. Luego llegó la pandemia, el encierro, la convivencia durante tres meses que tanto daño a hecho a parejas que no estaban bien.

No fueron pocos los que vaticinaron que lo de Ponce y la locura rubia iba  a ser un capricho pasajero y que el torero volvería junto a la madre de sus hijas. Pero no ha sido así. Es verdad que han tenido discusiones, como todas las parejas, pero es mentira que llegaran a sufrir una crisis o que el de Chiva eche de menos su vida con la cordobesa.

Lea también: De Lucía Rivera a Froilán, de Andreíta a Mar Torres: la novia de Enrique Ponce pone nombre a la Generación Ana Soria

Hamburguesa y patatas fritas

Han salido de esa vorágine frenética en los medios que ellos mismos alimentaban en redes sociales y dejándose ver para que los paparazzi hicieran su agosto con cocodrilos hinchables o comiéndose a besos en un barco.

Lea también - Así celebró Enrique Ponce su 50 cumpleaños: zapatos para Ana Soria y tarta con los suegros

En Almería viven con sencillez su romance, y dicen que huyen de lujos excesivos. Tanto es así que, de acuerdo con lo publicado en El Español, el día del cumpleaños de Ponce (el 8 de diciembre), recibió  la felicitación  telefónica de sus hijas y de su exmujer, Paloma. Pero luego llevó a su jovencísima novia a darse un homenaje al McDonald's de la capital del Este andaluz. Después, Enrique y Ana fueron a ver a los padres de ella a comerse la tarta que con la que celebraba el medio siglo de vida. De momento, no hará las Américas porque no le sale rentable, pero sí toreará en su tierra durante las Fallas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin